¿POR QUÉ ADORAMOS A JOHN MCCLANE?


Es raro que muchos de nosotros, varones, heterosexuales, machos incorruptibles, delirantes admiradores de la belleza femenina, hombres con pantalones bien puestos, declaremos nuestra máxima adoración por un personaje masculino… y no me refiero precisamente a un futbolista. De hecho el mito de la recalcitrante virilidad futbolera, a estas alturas, carece de sustento a decir de la afición metrosexual de los peloteros nacionales e internacionales.

Quizás por eso, el regreso de John McClane, magullado héroe de Duro de Matar interpretado por Bruce Willis, nos devuelve a un personaje que no necesita estar impecable para provocar admiración.

En 1988, Willis se convirtió en estrella gracias a su notable interpretación de un policía de Nueva York atrapado en un edificio lleno de terroristas. La acción trepidante no daba respiro e hizo de John McClane un icono del cine. La película funcionaba cual mecanismo de relojería gracias a la mano maestra del director John McTiernan. Siguieron dos secuelas (dirigidas por Renny Harlin y nuevamente McTiernan, respectivamente) que repitieron el efecto de vértigo y montaña rusa propuesto por Duro de Matar. No la superaban, pero no dejaban de mantener en alto el espíritu de la serie fílmica, acrecentando así la popularidad del personaje entre los varones, quienes no nos cansamos de ver una y otra vez sus películas. Nuestras esposas, novias, enamoradas o amigas cariñosas nunca lo entendieron. Película para hombres nos decían.

Lo cierto es que McClane representa ese sueño, muy masculino, de convertirnos inusitadamente en el héroe de la jornada, en el inesperado salvador. No se trata de reconocimiento (McClane nunca lo obtuvo), sino de hacer las cosas indicadas en el momento indicado, así tengamos que saltarnos algunas reglas. Representa lo que debimos o pudimos hacer cuando, por ejemplo, éramos asaltados o cuando simplemente observamos la noticia de un robo en televisión. “Yo habría hecho esto”, “yo pude hacer aquello”, nos repetimos tratando de convencernos de nuestro "casi" logro. Y nos sentimos orgullosos de "casi" haberlo logrado. Lástima que no se nos ocurrió en el momento o que simplemente no estuvimos en el lugar para resolver el problema.

Me acuerdo hace ya bastante tiempo, con sólo quince o dieciséis años, dirigiéndome al club Terrazas para jugar frontón con mi buen amigo Roberto Regazzoni. Cuando estábamos a punto de llegar nos asaltaron chaveta en mano. Era un menudo ladrón que nos quitó la poca plata que teníamos y un reloj que mi padre me había obsequiado. Todo pasó muy rápido y no nos dio tiempo de reaccionar. Al menos de eso tratamos de convencernos, pues durante todo el camino de regreso no dejamos de torturarnos hablando de lo que pudimos hacer. “Debimos agarrarlo a paletazos”, le decía a mi pata mientras él me respondía “lo hubiéramos agarrado entre los dos y le sacábamos la mugre”.

Pocos años después me di cuenta que eso exactamente habría hecho John McClane. Nosotros no. McClane habría encontrado la mejor forma de derrotar al ladrón. No importan los golpes y rasguños del camino, definitivamente habría reducido a su enemigo. Teníamos, y aún tenemos, mucho que aprender de él y por eso nuestra incondicional admiración.

Pues bien, luego de doce años de ausencia, McClane regresa a la acción con Duro de Matar 4.0 (clara alusión a una amenaza cibernética). Los avances ya están disponibles en Internet y pese a que no es dirigida por McTiernan (lo cual es una lástima) la película se ve bastante atractiva. Abajo les dejo el trailer para convencerlos.

Los héroes de antaño regresan. ¿Dónde están los nuevos?, me pregunto yo. Ya vimos a Sylvester Stallone logrando un sorpresivo y muy digno último round en Rocky Balboa y el próximo año Harrison Ford volverá a ponerse el sombrero de Indiana Jones, otro de nuestros grandes héroes, del cual ya habrá tiempo de hablar. Antes John McClane estará suelto en las calles, entre disparos, explosiones, vidrios rotos y una horda de villanos dispuestos a todo. Estamos seguros que hará más de lo que nosotros haríamos en una situación extrema. Y es que aún tenemos mucho que aprender de McClane.

Foto 1: Amenaza cibernética: Primer poster de Duro de Matar 4.o, la nueva aventura de John McClane.

Foto 2: La original: Bruce Willis en un momento de acción de la extraordinaria Duro de Matar. No nos cansamos de verla.

Foto 3: El otro: Justin Long es el actor escogido para acompañar a Bruce Willis en Duro de Matar 4.0. El villano es Tymothy Olyphant.

Trailer Oficial Die Hard 4.0

► Leia mais...

"Para mi, el cine son cuatrocientas butacas que llenar". (Alfred Hitchcock)

Música de un Cabeza Hueca

Twitter

Buscar este blog

Cargando...

Páginas Webs Preferidas

Las Horas Perdidas

Expediente Cine

IMDb News

Movieweb

Cinencuentro

Trailers Blog

FOTOS "TALK SHOW"

Videos "Talk Show"

Loading...

Videos "El Sexo Perfecto"

Loading...
 
▲ TOPO ▲