HEROE DE LEYENDA


Finalmente, luego de decenas de postergaciones retrocesos y demás, y cuando parecía que íbamos a terminar viendo las aventuras de Indiana Jones en el asilo, este mes se pone en marcha la filmación de la cuarta entrega de las aventuras del héroe del sombrero.

La película tiene el título, aún no definitivo, de Indiana Jones and the City of the Gods (Indiana Jones y la Ciudad de los Dioses) y su estreno está fijado para el 22 de mayo del 2008. Steven Spielberg vuelve a la silla de dirección, George Lucas produce y David Koepp escribe, luego de que las versiones de Frank Darabont y M. Night Shyamalan no fueran del gusto de Lucas y compañía.

Obviamente Harrison Ford regresa para interpretar al héroe con sus 65 años a cuestas. Spielberg se ha apresurado en decir que veremos a un Indiana Jones con la misma edad de Ford, por lo que todo será absolutamente coherente. Lo cierto es que es muy difícil que otro actor pueda borrar la imagen que Ford le ha otorgado al buen Indy.

El reparto también está prácticamente listo. Shia LaBeauf, a quien pronto veremos en Transformers y Disturbia, será uno de los principales involucrados en esta nueva nueva aventura. Hay quienes afirman que será el hijo de Indiana y Marion Ravenwood, la dama en peligro de Cazadores del Arca Perdida. Incluso se menciona que Karen Allen, actriz que la interpretó, ya habría sido convocada. En realidad, esto aún es mera especulación.

Lo que sí está confirmado es la participación de la ganadora del Oscar Cate Blanchet, quien posiblemente se convierta en el nuevo interés amoroso del héroe, aunque cabe la posibilidad que sea parte del bando enemigo. Asimismo, el actor inglés Ray Winstone, a quien recientemente vimos en Los Infiltrados, será uno de los villanos centrales de la historia. Otro actor inglés confirmado es John Hurt, veterano intérprete de cintas como El Hombre Elefante, Alien, Hellboy, 1984 y V de Vendetta, entre muchas otras.

Otra reciente noticia es la no participación de Sean Connery, quien interpretó al padre del aventurero en Indiana Jones y La Última Cruzada. Se mencionó que todo estaba listo para su regreso en esta cuarta película e incluso se comentó que Kevin Costner podría integrarse al elenco como el hermano de Indy. Hoy lo de Costner parece haber sido sólo un rumor. Lo que sí es cierto son las negociaciones con Connery, las cuales estuvieron muy avanzadas. Sin embargo en un reciente comunicado el actor escocés ha dicho que no será parte de la cuarta película.

“Me han hecho esta pregunta muy a menudo y creo que es mejor hacer el anuncio. He pensado por mucho tiempo y con mucha fuerza en esta película. Si hay algo que hubiera podido sacarme del retiro habría sido Indiana Jones. Me encanta trabajar con Steven y George y es un honor tener a Harrison como mi hijo. Pero al final, el retiro es demasiado divertido. Claro, eso no quita que le de algunos consejos a Junior (se refiere a Indiana): Exige que los bichos sean digitales, que las rocas sean pequeñas y, por el amor de Dios, mantén el látigo a tu lado por si en algún momento tienes que escapar del coordinador de dobles. Dicho esto, sólo puedo desearles a todos que se quiebren una pierna (suerte). ¡Yo los veré el 22 de mayo de 2008 en el cine! "

Aunque este anuncio puede entristecer a muchos fanáticos, nos deja muy claro que Connery está disfrutando de su retiro. Lo bueno es que la cuarta aventura de Indiana Jones está en marcha. Se menciona que para los próximos meses, presumiblemente entre setiembre y octubre, será lanzado el primer trailer de intriga. Estaremos atentos.

Foto 1: El Regreso: Harrison Ford vuelve como el eterno aventurero Indiana Jones en su cuarta aventura.

Foto 2: Los creadores: Steven Spielberg y George Lucas idearon al personaje durante unas vacaciones en Hawaii. En un principio Lucas lo bautizó como Indiana Smith, pero a pedido de Spielberg se le cambio el nombre.

Foto 3: Estrellas: Harrison Ford regresa acompañado de la ganadora del Oscar Cate Blanchet y el joven Shia LaBeauf.

Foto 4: Se fue: Sean Connery acaba de anunciar que no volverá a interpretar al papá de Indiana Jones. Su retiro le demanda demasiada diversión.
► Leia mais...

¡ESTOY VERDE!


El estreno de esta semana es Shrek. El ogro y compañía repletan estrepitosamente los cines, como si saturar todas las salas con un solo estreno fuera algo muy inteligente. Pero ese es otro tema. Lo claro es que esta semana la cartelera estará dominada por el color verde, un color que tiene su historia dentro del cine. Aquí algunas películas que tuvieron a este color como parte importante de su propuesta.

10. Las Tortugas Ninja: Nunca entendí mucho esto de las tortugas, pero recuerdo que mis hijos morían por ellas. En casa una de las palabras más escuchadas era “¡Kowabunga!”. En el cine, los niños deliraban. Me imagino que Leonardo, Rafael, Miguel Angel y Donatello son recordadas con cariño por nuevas generaciones. Su reciente versión en 3D demostró que la popularidad de los personajes sigue intacta.



09. El Hombre Araña: Un gran actor como Willem Dafoe con una gruesa máscara que tapaba sus expresiones me pareció un grave error. Aún así, el Duende Verde de la primera parte de Spider Man tuvo algunos buenos momentos, sobre todo cuando viajaba en su deslizador. De todas formas, siempre quedará la duda de lo que pudo pasar si se hubiera aprovechado más del rostro de Dafoe en un diseño del duende más adecuado.



08. El Grinch: El cuento de Navidad del Dr. Seuss encontró un perfecto intérprete en Jim Carrey. En este caso, pese al recargado maquillaje, Carrey mantuvo intactas sus muecas y delirantes movimientos. Lo mejor de la película de Ron Howard es de lejos, la delirante interpretación de Carrey.



07. Los Muppets: La Película: El líder de los Muppets siempre me pareció muy simpático. La Rana René tenía algo que lo diferenciaba del resto de sus compañeros. Es cierto, a veces otros se robaban el show (bastaba ver al alocado Animal en la batería), pero René siempre fue un buen equilibrio. Su primera aparición en la pantalla grande fue un éxito. La película estuvo nominada a dos premios Oscar. Luego se hicieron hasta tres películas más.



06. Los Cazafantasmas: La divertida película de Ivan Reitman fue una de las cintas más populares de los ochentas. Mucho del éxito se debió a sus protagonistas Bill Murray, Harold Ramis y Dan Aykroyd, a la pegajosa canción de Ray Parker Jr. y a los efectos especiales, con los que se creo al viscoso fantasma verde Slimer. Gustó tanto que en la segunda parte y en la serie animada se pasó al lado de los buenos.



05. Monster Inc.: Disney y Pixar nos mostraron el industrializado mundo de los mostruos del armario. No todos eran malos y a decir verdad, algunos eran bastante simpáticos. De todos ellos el redondo y verde Mike Wazowski resultó una verdadera delicia. En la versión en inglés Billy Cristal prestó su voz.



04. La Tiendita del Horror : El musical de Broadway se basa en una película de los sesenta dirigida por Roger Corman. Luego Frank Oz dirigió en 1986 la versión cinematográfica del musical. La trama es delirante: un empleado de una florería encuentra una extraña plantita sin sospechar que es carnívora. Además, Audrey II, así se llama el vegetal, canta.



03. Shrek: El simpático ogro verde hizo su primera aparición en el año 2001 y se convirtió en una sensación. Recuerdo haber llorado de risa en varias escenas (el momento de la galletita torturada por el rey es hilarante). Además, fue la primera película animada en ganar el Oscar inaugurando esta categoría. El 2004 llegó la segunda parte y esta semana llega la tercera a nuestras salas.



02. Hulk: El enorme hombre verde se hizo popular gracias a la serie de televisión con Bill Bixby y Lou Ferrigno. Al cine llegó interpretado por Eric Bana y un enorme monstruo hecho por computadora. El resultado una cinta incomprendida que fue dirigida nada menos que por Ang Lee, el mismo de Brokeback Mountain. En realidad se trata de una excelente película con un estilo lenguaje visual único, con el que Lee se acerca, muy a su manera, al comic. El próximo año Hulk regresa en un relectura dirigida por Louis Leterrier y protagonizada por Edward Norton como Bruce Banner / Hulk, Liv Tyler como Betty Ross y Tim Roth como el villano: La Abominación.



01. El Mago de Oz: La bruja mala del Oeste es un personaje inolvidable. Le hacía la vida imposible a la pobre Dorothy durante su paso por el reino de Oz. Monos voladores, una enorme olla donde hacer sus menjunjes y una escoba aerodinámica eran elementos que la malvada bruja, interpretada de manera notable por Margaret Hamilton, utilizaba para hacer sus maldades. La historia de esta bruja, antes del rostro verde y de El Mago de Oz, sería revisada en un premiado musical de Broadway titulado Wicked. No hay que sorprendernos si pronto vemos su versión fílmica. Ojo con el video con escenas de El Mago de Oz, teniendo como telón de fondo la brillate canción "Wicked Witch" de Demons & Wizard.

► Leia mais...

SOUNDTRACK DE LA SEMANA: EVERYBODY KNOWS



Christian Slater es un tranquilo estudiante llamado Mark Hunter, quien durante las noches se convierte en el iracundo y deslenguado discjockey Hard Harry. Con la ayuda de una señal de radio pirata, el DJ se transforma en un ídolo anónimo que pone de cabeza a su escuela, ante la mirada atónita de los adultos. Pump Up the Volume es una excelente película escrita y dirigida por el canadiense Allan Moyle y coprotagonizada por la entonces joven Samantha Mathis. La película empieza con la extraordinaria canción de Leonard Cohen "Everybody Knows", interpretada por el propio Cohen. En el film también aparece la versión de Concrete Blonde, que es otra joyita.
► Leia mais...

TREINTA AÑOS... Y SEGUIMOS SOÑANDO


Es difícil de explicar lo que significa para muchos de nosotros Star Wars. No se trata de ingresar en terrenos teóricos, críticos o técnicos. No es hablar de porqué su importancia en la historia del cine ni de su comentado desgaste en las nuevas entregas ni de su ilimitado poder para hacer dinero. Eso dejémoslo para quienes detestan de alguna manera esta saga o para quienes se jactan, con el pecho hinchado de orgullo, de no haber visto ninguna de las trilogías. Jamás de los jamases. Never in the Life. Se supone, afirman, dizque, que eso los convierte en seres especiales, cultos, diferentes, rebeldes, antisistema, anti Hollywood, etc. Yo más bien lamento sinceramente que no hayan podido disfrutar de una fiebre, como sólo la magia del cine puede contagiarnos.

Hace treinta años yo sólo tenía ocho años. Mi espíritu crítico estaba absolutamente desactivado. No tuve la suerte, o desgracia, de algunos críticos que afirman haber crecido viendo Bresson, Kubrick y Tarkovski. Yo iba todos los sábados y domingos a la función matinal del cine San Antonio a ver treinta veces La Noche de las Narices Frías, Los Aristogatos, La Dama y el Vagabundo, El Libro de la Selva y todas las películas Disney que se les pueda ocurrir.

No recuerdo bien el alboroto armado por Star Wars en prensa y medios. Simplemente mi amigo Roberto, que había ido al estreno, no se cansaba de hablar de ella. A esas alturas, y luego de varios monólogos intensos y apasionados sobre el tema ya sabía de Han Solo, Luke Skywalker, Darth Vader, R2-D2 o Arturito como lo llamábamos en ese entonces.

Finalmente un domingo en matinée, luego de nuestro habitual pollo a la brasa en La Caravana, nos dirigimos ansiosos hacia el cine Pacífico… ojo cine, no multicine. Papá, mamá, mi hermano Piero y yo (mi hermana Valeria aún no asomaba). Al llegar el pánico se apoderó de mí. Tan cerca y tan lejos. Las colas daban la vuelta a toda la cuadra, salían del cine, para seguir por Pardo, volteaban la primera a la izquierda y seguían… seguían… seguían… Los revendedores estaban alborotados, corriendo de un lado a otro, tratando de convencer a todos que ya no había entradas. Ellos las tenían, pero ahora costaban dos, tres, cuatro, cinco veces más.

Mi padre no entra en vainas. No se iba a dejar estafar. Nos subió al auto y apretó el botón “velocidad de la luz”. De repente, ya estábamos en el Cine Barranco (Hoy el Estudio 4 de América Televisión). La película acababa de empezar, pero que importaba estábamos desesperados por verla. Entramos y nos vimos inmersos en una batalla de rayos láser que iban de un lado a otro. Una sensación alucinante. No recuerdo haberme despegado de la pantalla ni un segundo. Estaba absolutamente absorto. Había descubierto un nuevo mundo y estaba dispuesto cultivarlo.

No pasó mucho tiempo para que toda la cuadra de Jacinto Guerrero hablara incansablemente de Star Wars. Las conversaciones se extendieron durante varios meses, donde incluso surgieron teorías sobre los personajes como llegaron y adonde irían. Pronto salieron los muñecos, naves y escenarios, lo que intensificó el debate. Todos los regalos de Navidad tenían que ver con la película.

Ya cargados de muñequitos, recuerdo que nos juntábamos en la casa de Renzo y convertíamos su jardín en un gran campo de batalla. Cada uno tomaba una nave y una granada de barro y corríamos por el jardín intentando derribar al enemigo. Nos pasábamos horas en ese trance intergaláctico. La puntería usualmente no era buena y era bastante común ver paredes manchadas con nuestros barros láser. Nada apaciguaba nuestro ímpetu. En ese momento estábamos en una galaxia, muy, muy lejana, ubicada en la esquina de nuestras casas.

La guerra terminaba al llegar la noche. Momento para recuperar nuestros muñequitos caídos en combate. Algunos no aparecían hasta el día siguiente y uno no podía dormir pensando en qué recóndito lugar había ido a parar. Sospecho que algunos aún deben estar enterrados por ahí. Felizmente mis recuerdos no.

Mi relación con Star Wars trasciende el cine. Tiene que ver justamente con con mis recuerdos y con mi capacidad de seguir disfrutándolos sin remordimiento. Soñar es un arte que uno debemos perder y que el cine se encarga de cultivar. Star Wars dejó los deseos intactos de tener una espada láser, de disfrutar de la compañía de R2-D2, de conducir el Halcón Milenio, de hacerse pata de Han Solo o de enamorar a la princesa Leia, sobre todo si lleva esas diminutas prendas que utilizó en El Regreso del Jedi (en 1983, cuando se estreno la tercera parte, ya éramos más grandes).

Sin estar dentro de mis películas favoritas, reconozco con orgullo que Star Wars es parte de mi vida. Y una parte importante. Se trata de cine, pero también de amistad, sentimientos, emociones. Pasado treinta años, no sólo me indica el paso del tiempo (treinta años… ¡asu madre!), también me recuerda esa capacidad que sólo tiene el cine para transportarnos y hacernos soñar. A los ocho años mi espíritu crítico estaba absolutamente desactivado. Hoy con casi treinta y ocho años trato de mantenerlo en off.

PD: Las celebraciones de Star Wars se vienen dando de muchas formas. Pero una de las más divertidas tiene que ver con un episodio homenaje de la serie de animación Padre de Familia (una de mis favoritas). El capítulo se titula "Blue Harvest" y será transmitido como inicio de la sexta temporada. En la convención Star Wars se exhibió un adelanto de diez minutos. Realmente genial. Estaba colgado en youtube, pero lamentablemente la gente de la Fox lo sacó rápidamente. Sólo dejaron, esperemos que por buen tiempo, el trailer. Denle un vistazo.



Foto 1: Velocidad de la Luz: Clásico momento de Star Wars, cuando el Halcón Milenio viaja a toda velocidad por el espacio.

Foto 2: Toy Story: Juguetes de Star Wars que nos acompañaron en nuestra niñez. ¿Dónde andarán hoy?

Foto 3: Clásico: Afiche original de la película, tal y como lo recuerdo en su fecha de estreno.

Foto 4: Princesas: Fanáticas de la película disfradas de la princesa Leia en El Regreso del Jedi. Muchos no fantaseamos sólo con espadas láser y naves espaciales.


► Leia mais...

"Para mi, el cine son cuatrocientas butacas que llenar". (Alfred Hitchcock)

Música de un Cabeza Hueca

Twitter

Buscar este blog

Cargando...

Páginas Webs Preferidas

Las Horas Perdidas

Expediente Cine

IMDb News

Movieweb

Cinencuentro

Trailers Blog

FOTOS "TALK SHOW"

Videos "Talk Show"

Loading...

Videos "El Sexo Perfecto"

Loading...
 
▲ TOPO ▲