Una Guerra de Película


El cine peruano, CONACINE, críticos, cineastas. Otra vez problemas, ataques, razonamientos interesantes y otros más bien cándidamente rebeldes. En verdad no entiendo las ganas de disparar desde una trinchera cómoda y aparentemente impenetrable (la coraza de cinismo y conchudez es muy gruesa). Acusaciones van y vienen. Preguntas van, respuesta no. Bien dicen que a palabras necias, oídos sordos. No hay duda que la estrategia del mutismo es la mejor, sobre todo cuando las acusaciones se refieren a puestos de trabajo designados por el mismísimo gobierno. Es decir, como que al empleado bancario con veinte años de servicio en el Banco de la Nación se le cuestionara si su puesto es vitalicio. Eso sí que es cómico.

Leo y leo argumentos, preguntas y más preguntas lanzadas como dardos (pero dardos de juguete, esos que vienen con imancito nomás), más opiniones, más comentarios. Como es de esperar, con algunos coincido, con otros no. Definitivamente no. Nica. Hay quienes creen que el cine debe ser de una forma, así nomás, a rajatabla. No está permitido nada que no tenga identidad nacional. Lo demás está contaminado por los gringos. ¡Alienados! Prefiero pensar, y siempre lo he hecho, que el cine no tiene patria. Siempre lo he dicho, yo no quiero hacer cine peruano, quiero hacer cine. Si les gusta bien, si no también.

Es un pensamiento lógico ¿no? Es decir, yo invierto mi trabajo, mi esfuerzo, mi plata y tengo que hacer las películas que otros quieren. Entonces, me pregunto ¿porqué ellos no hacen sus propias películas?, ¿porqué no hacen su estrategia de venta, de auspicios, de inversión, convencen a un productor, se compran, alquilan o se prestan una cámara y plasman su propuesta? Si todos lo hicieran, seguramente la diversidad estaría garantizada. Yo hago mis películas, mis comedias, mis películas de terror, mi Avatar en Perú, etc. Otros hacen sus películas con identidad nacional y está bien. Que haya para todos los gustos.

Pienso que activar la industria del cine pasa por un tema de soporte a quienes hacen películas y no a los que esperan hacerlas con dinero del Estado. A mi modesto entender eso no funciona. No ha funcionado. Asimismo, premiar un proyecto tampoco garantiza calidad alguna. Un buen proyecto, un buen guión no garantiza una buena película, así como un mal proyecto o un guión no muy inspirado bien podría sorprender gratamente al llegar a las salas. Esa es la magia del cine.

Entonces, ¿no sería ideal apoyar a aquellos que invierten de la suya, quienes se arriesgan y buscan auto financiar sus proyectos, a través de capital privado o auspicios? ¿No es eso algo más justo y razonable? ¿Acaso no hay mayor amor a la profesión de cineasta que arriesgar e intentar, aunque sea utópico, vivir del cine? Además, ¿no es más fácil, claro, transparente y seguro calificar una película terminada (recordemos que el cine es un lenguaje audiovisual) que un proyecto en guión?

Es cierto, no es el único problema, pero por algo se empieza. ¿Qué pasaría si en vez de cinco premios a proyectos de largometraje (que está bien que existan) y sólo tres de postproducción (películas terminadas) se realiza una pequeña variación? Tomemos en cuenta que muchas ganadoras de premios a proyectos de largometraje se demoran años en llegar al cine, por algo muy simple, se les acaba la plata y para colmo cuando llegan no tienen un lanzamiento y permanencia digna.

Digamos entonces que CONACINE premia a tres o dos proyectos de producción (ojalá a jóvenes que recién empiezan y no tienen los contactos o equipos para realizar su película por sí solos) y a cinco, seis, siete u ocho de post producción (ojo que con un solo premio de proyectos de largometraje se cubren dos de post producción, saquen su cuenta). Eso querría decir que al año, por lo menos entre seis y ocho películas estarían listas para ser estrenadas (habría que exigir a los ganadores que cumplan y hasta realizar un cronograma). ¿Qué sucedería? Una mayor oferta de cine peruano, que provocaría que el público se acostumbre mucho, pero mucho más a nuestro cine, el cual dicho sea de paso ganaría en diversidad (porqué no pensar en un cine para jóvenes y niños, cosa que vamos acostumbrándolos poco a poco). Además, con más premios de post producción, ¿no creen que habría más empresas productoras que se animen a hacer sus películas, terminarlas y postular a este premio? Incluso los potenciales auspiciadores verían un movimiento (ok, no le llamemos industria) en la cual apostar e invertir. Por todos lados, beneficioso.


No es una locura como primer paso. Acostumbrar a la gente a que haga cine y al público a que vaya a verlo. Poco a poco estos cineastas irán creciendo tanto económicamente como apostando por proyectos más ambiciosos. Dicho sea de paso, de no ganar, y con una buena estrategia de marketing y contactos (ahí CONACINE también podría intervenir), incluso queda la posibilidad de estrenar en alta definición, tal y como lo hizo "Entre Ollas y Sueños". Las nuevas tecnologías permiten y permitirán más cine. Los costos de equipos se han reducido y seguirán reduciéndose eso es innegable. Entonces ¿no es momento para aprovechar esta coyuntura? Si aún es necesario hacer el transfer a cine para lograr una buena distribución, pues porqué no apostar por premios a películas terminadas, a las que les falta sólo la última etapa: la post producción.

Muchos van a decir que estoy loco, que es imposible hacer una película sin apoyo, pero también es cierto que ya existen cineastas que lo hacen. Gente nueva. Entonces imposible no es. Claro, que muchos quieren los sueldos y las comodidades de Hollywood, y eso incrementa costos, pero todas las empresas empiezan de a poco. Incluso en Estados Unidos los independientes hacen sus películas de a poco. Apuestan (otra vez la palabra mágica). Muy cerca conozco un caso de una película norteamericana que se filma en Perú y que hace un año terminó el rodaje de los primeros 45 minutos de su película, en los próximos meses espera seguir con lo que sigue. ¿Por qué? Pues por cuestiones de dinero. ¿Entonces hay alguna diferencia?

Si yo creo firmemente en lo que hago ¿por qué no apostar? ¿O acaso los médicos o chefs tienen un concurso anual para que les financien su consultorio o restaurante? No, ellos también empiezan de a pocos, alquilan uno, piden préstamos, apuestan por su propio talento. Ojo tampoco hablo de mal baratear el mercado, pero creo que hay soluciones, posibilidades de alianzas, apuestas por proyectos y compromisos, entre otras cosas. El incentivo está (que es lo que debería ser más que un “apoyo”) y es importante que para proyectos complicados el concurso de largometraje pueda ser una real alternativa (insisto principalmente para los jóvenes). Para quienes tienen la experiencia, los contactos, los equipos y los huevos de apostar en su propio talento, pues allí estaría el concurso de post producción. Así de simple es la cosa.

Obvio no es lo único por cambiar. Otra cosa importante en la que se podría trabajar es en buscar la manera de que algunas distribuidoras norteamericanas no acaparen, boicoteen o saquen de cartelera las cintas nacionales (¿cuota de pantalla?). Actualmente la competencia es desleal y eso origina que por ejemplo en Fiestas Patrias, día en que todos nos sentimos más peruanos que nunca, no exista ni un estreno de una película nacional. Lo mismo durante el cacareado Día del Cine. ¿O no se han percatado de que durante ese día, el cine peruano no existe? ¿Acaso no debería haber una muestra de cortometrajes o reestrenarse las películas peruanas exhibidas durante el año como sucede en Chile, por ejemplo? No, en el Día del Cine en el Perú lo que inunda la cartelera son los blockbusters de la temporada aderezado con reestrenos de los éxitos hollywoodenses de comienzos y mediados de año.

Lo que sí debemos aprender de las distribuidoras internacionales es su poder para marketearse. Las películas peruanas también deben hacerlo y bien podría haber un énfasis en eso. Seminarios, espacios en el canal estatal para spots comerciales e incluso acuerdos a gran nivel con otros canales. Si la gente no se entera, si no hay una buena campaña de marketing, si no existe una estrategia de prensa y medios, entonces cómo queremos que la gente vaya al cine a ver nuestras películas. Eso de "así no más, la gente va porque hay que apoyar el cine nacional" no funciona. Debemos aprender a seducir a los espectadores. Mientras nos mantengamos al margen, impenetrables como artistas herméticos que sólo van a programas de trascendencia, pues estamos fritos. Nos quejamos de que el público no va al cine, pero a la hora de promocionar nuestra película con identidad nacional sólo queremos ir a programas trascendentes o para pitucos, perdiendo oportunidades de promoción. ¿No es eso una contradicción?

Un ejemplo simple. El año pasado produje una obra teatral titulada “Rosa de Dos Aromas”. La venta fue bastante regular día a día. De repente la agencia de medios consiguió que nos presentáramos en “Lima Limón”. Sólo fueron tres minutos antes de comerciales en los que comentamos escuetamente de la obra. ¿Cómo se reflejó esto en la venta de las entradas? Pues aproximadamente en un 400% más que los días anteriores. Promoción, señores, promoción.
► Leia mais...

EXPLOSIÓN DE PREMIOS



Críticos, asociaciones, prensa, juntas, amigos, publicaciones, páginas webs y muchos más, ya empezaron a elegir y premiar a las mejores películas del 2009. Un cúmulo de nominaciones que determinan con certeza los próximos candidatos a los premios Oscar, el cual este año experimenta discutidos cambios. El mayor de todos: la nominación de diez películas en vez de las cinco acostumbradas en la terna principal.

Por mi parte e igual que en años anteriores, empiezo a leer compulsivamente todo lo que sale sobre premios y nominaciones. Algunas de las mejores películas del año (aunque no siempre sea una regla) empiezan a recibir importantes menciones. Las diversas organizaciones cinéfilas dan su veredicto y de esa manera uno puede presagiar la tendencia que tendrá la próxima entrega del Oscar. Es un juego. Intentar leer y vaticinar los próximos candidatos al Oscar puede ser muy divertido. Es como estudiar las carreras de caballos. Este año habrá diez nominadas al Oscar a Mejor Película. Ventaja meramente económica, que busca impulsar mayor cantidad de películas de cara a la taquilla.


La tendencia de este año apunta una vez más al cine independiente y a la presencia femenina. Centrémonos en lo primero. Películas como “Precious”, “The Messenger”, “The Road” y sobre todo “The Hurt Locker” y “Up in the Air” son cintas, que si bien tienen un enorme apoyo de los grandes estudios y sus respectivos departamentos independientes, pues representan al Hollywood ajeno al blockbuster. Todas estas películas parten con enormes posibilidades. Sobre todo “The Hurt Locker”. La cinta de Kathryn Bigelow (recordada por la estupenda “Punto de Quiebre”) ha venido sonando fuerte desde hace varios meses y se ha alzado con la mayoría de premios de la crítica norteamericana (acaba de recibir los galardones a Mejor Película y Mejor Director en los Critic’s Choice Award). Narra la historia de un grupo de soldados encargados de desactivar bombas en Irak. Pocas películas poseen tanta tensión como esta y su inclusión sería más que merecida. Su inclusión en varias categorías importantes (mucho ojo con el protagonista Jeremy Rener) es segura.


Lo mismo sucede con “Up In The Air” o “Amor Sin Escalas”, como ha sido ridículamente titulada en Perú. La tercera película de Jason Reitman (gran realizador de “Juno” y “Gracias por Fumar”) nos presenta a un notable George Clooney como empleado de una compañía que se encarga de despedir gente. Su quehacer diario es simple: embarcarse en un avión (o más bien vivir en ellos) y pisar tierra para despedir personas con una sangre fría increíble. Sí, por ahí tiene su romance o más bien su revolcón con Vera Farmiga, pero de allí a “amor sin escalas”, pues no. Más allá del anecdótico título, la cinta funciona de gran forma. La coyuntura, la recesión es retratada e ironizada por Reitman con respeto, pero con mucha agudeza, sin que por ello se olvide de sus personajes, a los cuales simplemente adora. Colaboran en ello por lo menos tres actuaciones brillantes, lo que asegura nominaciones para George Clooney, Anna Kendrick y posiblemente Vera Farmiga. Sin duda es la gran rival de “The Hurt Locker” y para muchos es la favorita.



Y retomando el elemento femenino, “The Hurt Locker” no es la única película dirigida por una mujer. “An Education” tiene detrás de cámaras toda la sensibilidad femenina de Lone Scherfig, apoyándose en un guión de Nick Hornby, el mismo autor de “Alta Fidelidad” y “Un Gran Chico”. Además, tiene a Carey Mulligan, quien se ha ganado las palmas de forma unánime. Por su parte “Bright Star” tiene a Jane Campion (directora de “El Piano”) como principal gestora. La película ha tenido un gran recorrido en festivales, pero recientemente ha ido perdiendo terreno en los diversos premios. Aún así, tiene la suficiente calidad para colarse entre los candidatos. A su favor, es que el año de las mujeres, podría ser una jugada interesante y novedosa de la Academia. Y aunque no es dirigida por una mujer si no por Lee Daniels, "Precious" es una película sobre mujeres con extraordinarias actuaciones de Gabourey Sibide y una escalofriante Mo'nique, quien prácticamente tiene asegurada su nominación como actriz de reparto.


Entre los regresos que llaman la atención está Clint Eastwood con “Invictus”, pero también Peter Jackson con “Desde Mi Cielo”, James Cameron con “Avatar”, Steven Soderbergh con “El Informante”, los hermanos Coen con “A Serious Man”, Quentin Tarantino con “Bastardos Sin Gloria” y, en menor grado, Rob Marshall con “Nine”. Todas mantienen posibilidades, pese a que algunas como “Desde Mi Cielo”, “El Informante”, “Nine” e incluso “Invictus” se han ido desinflando en el camino.


“Bastardos Sin Gloria” es una película casi fija. No sólo tiene una enorme cantidad de seguidores que idolatran a Tarantino, también ha destacado en varias premiaciones. Lo que es un hecho es la nominación de Christopher Waltz, el impecable cazador de judíos Hans Landa, que ha ganado el 99% de los premios otorgados en esta temporada a actor secundario. Melanie Laurent, la bella y vengativa Shoshana, también ha sido mencionada con insistencia y no olvidar a Diane Kruger, quien pdoría colarse entre las candidatas a actriz secundaria.


En cuanto a “Avatar”, aunque no ha ganado premios importantes, pues su popularidad es innegable y eso hará que definitivamente gane un cupo entre las candidatas. Quizás sea la cinta con mayor número de nominaciones, pero luego de ver películas como “The Hurt Locker”, “Up in The Air” o “Bastardos Sin Gloria”, pues me niego a pensar que Cameron pueda repetirá la hazaña de “Titanic”. Nadie niega la calidad de “Avatar”, pero ganar mejor película sería como mucho ¿no?


En “The Messenger” su trío protagónico destaca nítidamente, aunque lo seguro es la nominación de Woody Harrelson y Samantha Morton. Aún así, la actuación de Ben Forster es tan intensa que bien podría sorprender. De “A Single Man” del diseñador Tom Ford, destaca nítidamente Colin Firth, un candidato casi seguro al premio, y la siempre magnífica Julianne Moore. En “The Road” de John Hillcoat, Viggo Mortensen vuelve a sorprender y bien podría estar entre los candidatos a mejor actor. Morgan Freeman interpretó a Nelson Mandela en “Invictus” con su habitual solvencia y su compañero de reparto, Matt Damon, también destaca, aunque su nominación podría estar asegurada por su trabajo en “El Informante”.


Aunque en el rubro de actor este parece ser el año de Jeff Bridges, quien tiene asegurada su nominación a mejor actor por “Crazy Heart”. En “Desde Mi Cielo”, Stanley Tucci es un asesino de niñas. Un gran actor con un gran personaje entre manos podría ser de la partida como actor secundario. Saorsie Ronan como la víctima también ha empezado a sonar con insistencia.


“Una Educación” es la apuesta británica y es otra cinta que parece tener una segura inclusión en la terna de Mejor Película. La joven Carey Mulligan ha sido la revelación de esta película y eso le basta para asegurar su presencia entre las candidatas a Mejor Actriz. Definitivamente tendrá que competir con Meryl Streep por “Julie & Julia” y una sorprendente Sandra Bullock por “The Blind Side”. El respeto de la Academia por Streep y el gran año de Bullock son cartas suficientes para asegurar su presencia en los premios.


Alfred Molina también figura como seguro candidato por “Una Educación” y el elenco de “Nine” en pleno tiene grandes posibilidades. Aunque las miradas vuelven a apuntar a Penélope Cruz como actriz secundaria y a Marion Cotillard. De “A Serious Man” de los Coen, el desconocido Michael Stuhlbarg tiene un cupo bastante probable gracias a su personaje de profesor a punto de separarse por culpa de su hermano Richard Kind, otro nombre que suena fuerte entre los premios de reparto.

Mención muy especial a “(500) Days of Summer”, a mi modesto entender, y dejando en claro que soy un romántico empedernido y entusiasta de películas simples, inteligentes y con corazón, debería ser una de las favoritas al menos en el apartado de Mejor Guión Original. “(500) Days of Summer” es una cinta independiente dirigida por Marc Webb y que de inmediato entro a mi lista de grandes películas de mi vida. Así de simple. Quizás por el momento, por el mensaje, por sus carismáticos protagonistas, por su extraordinario soundtrack, quizás por todo esto, la cinta protagonizada por Joseph Gordon – Levitt (quizás sea la sorpresa entre los candidatos a mejor actor) es una maravilla. Aunque sus posibilidades no sean tantas como “The Hurt Locker”, pues su presencia sería más que merecida.


De las candidatas hollywoodenses se menciona la inclusión de “Up”, la estupenda cinta animada de Pixar, y “Sector 9”, sorprendente ejercicio de ciencia ficción de Neil Blomkamp. “Where the Wild Thing Are” de Spike Jonze también ha sido bien recibida por el público, aunque dudo que pueda sumarse a nominaciones importantes. Lo mismo “Los Abrazos Partidos” de Pedro Almodovar”, la cual pese a no ser escogida como representante de España para el premio a mejor película extranjera, igual ha llamado la atención de los especialistas norteamericanos. Eso sí, mucho ojo con “Star Trek”, la cual en semanas reciente suena fuerte para ser considerada como una de las diez nominadas.



En cuanto a la campaña en pos de la candidatura a mejor actriz de Zoe Saldanha por interpretar a una Na’vi en “Avatar”, pues me parece un poco extraña. La actriz puso voz y gestos a un personaje generado por computadora, pero hasta qué punto la misma computadora manipuló estos gestos. Saldanha hace un trabajo impecable, pero nominarla al Oscar me parecería un exceso. Aunque no olvidemos que John Hurt fue candidato por “El Hombre Elefante” por interpretar a John Merrick, un personaje que le demandaba una bolsa en la cabeza la primera mitad de la película y un recargadísimo maquillaje luego. El rostro de Hurt no aparece en toda la película y aún así consiguió la nominación.

Finalmente esta es la primera vez que creo firmemente en la posibilidad de una película peruana entre las candidatas al Oscar. “La Teta Asustada” definitivamente tiene posibilidades y no pocas. El 2 de febrero sabremos lo que sucederá. Por lo pronto estos días seguiré revisando, estudiando y actualizando las tendencias en pos de vaticinar a los próximos nominados.

Paso a dar mis pronósticos del Oscar.

MEJOR PELÍCULA
• The Hurt Locker
• Up in The Air
• Bastardos Sin Gloria
• Avatar
• Una Educación
• Up
• A Serious Man
• Precious
• (500) Days of Summer
• Star Trek

MEJOR DIRECTOR
• Kathryn Bigelow (The Hurt Locker)
• Jason Reitman (Up in the Air)
• Quentin Tarantino (Bastardos Sin Gloria)
• James Cameron (Avatar)
• Lee Daniels (Precious)

MEJOR ACTOR
• Jeremy Rener (The Hurt Locker)
• George Clooney (Up in the Air)
• Colin Firth (A Single Man)
• Jeff Bridges (Crazy Heart)
• Viggo Mortensen (The Road)

MEJOR ACTRIZ
• Meryl Streep (Julie & Julia)
• Sandra Bullock (The Blind Side)
• Carey Mulligan (Una Educación)
• Gabourey Sibide (Precious)
• Marion Cotillard (Nine)

MEJOR ACTOR DE REPARTO
• Christopher Waltz (Bastardos Sin Gloria)
• Matt Damon (Invictus)
• Woody Harrelson (The Messenger)
• Stanley Tucci (The Lovely Bones)
• Alfred Molina (Una Educación)

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO
• Penélope Cruz (Nine)
• Anna Kendrick (Up in the Air)
• Mo’nique (Precious)
• Julianne Moore (A Single Man)
• Melanie Laurent (Bastardos Sin Gloria)

GUIÓN ORIGINAL
• Bastardos Sin Gloria
• The Hurt Locker
• (500) Days of Summer
• Up
• A Serious Man

GUIÓN ADAPTADO
• Up in the Air
• Precious
• Where the Wild Things Are
• In the Loop
• Fantastic Mr. Fox

MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN
• Up
• Fantastic Mr. Fox
• Coraline
► Leia mais...

(500) Motivos por los que "(500) Days of Summer" es mi película favorita del 2009


Ok… Ok… No voy a poner los 500 motivos, aunque les aseguro que los hay, por lo que me encanta esta película de Marc Webb. No lo hago, primero porque tampoco tengo mucho tiempo y segundo porque soy consciente de que en el motivo número 56 podrían haberse aburrido. Eso sí, no me van a negar de que es un buen título para el artículo. Así que lo mejor es hacer un pequeño resumen de los motivos personales por los que esta película me entusiasma tanto. Tienen que verla. Sobre todo ahora que dicen que se estrena el 25 de febrero (de hecho iré al cine). Bueno aquí mis razones por las que “(500) Days of Summer” es mi película favorita del 2009.
1. Porque te atrapa desde el inicio.
2. Porque te roba la primera sonrisa, aún cuando no arranca la película, con la genial NOTA DEL AUTOR (sobre que cualquier similitud con la realidad es mera coincidencia y eso…)
3. Por la música de Michael Danna, que de arranque seduce.
4. Por la voz en off de Richard McGonagle, nunca mejor escogida.
5. Por la impresionante introducción de los personajes.
6. Por “Us”, la canción de Regina Spektor que sirve de telón a los sinceros créditos de inicio.

7. Por los extraordinarios personajes
8. Porque Tom Haden tiene un poco de cada uno de nosotros.
9. Porque Summer Finn tiene un poco, o quizás mucho, de lo que amamos y odiamos de una mujer.
10. Por la espléndida representación de esa disfunción de pareja que nos revienta, nos ha reventado o nos reventará la cabeza con dudas y vacilaciones en algún momento.
11. Por la brillante actuación de Joseph Gordon Levitt. De “3rd Rock From the Sun” a “(500) Days of Summer”, pasando por su notable participación en “Brick”, se trata de uno de los mejores actores de su generación.
12. Por la maravillosa, maravillosa y maravillosa Zooey Deschanel. Bellísima. ¡Qué más se puede decir! Definitivamente, y pese a todo, la mujer de los sueños de muchos.
13. Por los ojos de Zooey Deschanel.

14. Por los polos de Tom Hayden, con estampados de Joy Division y The Clash.
15. Por su guión, que convierte la típica historia de chico conoce a chica en una película absolutamente original.
16. Porqué como bien nos advierten al inicio, no se trata de una historia de amor.
17. Por su fotografía, que privilegia los colores opacos y otoñales, contrastando con Summer, el nombre de la protagonista, es decir Verano.
18. Por esa frase: “Aún eres mi mejor amigo”… Sí, esa frase que más de uno ha escuchado alguna vez.
19. Porque los personajes se hablan gracias a “There Is A Light That Never Goes Out” de The Smiths.
20. Por reactualizar la canción: “You Make My Dreams” de Daryl Hall & John Oates en una impresionante escena musical, con dibujo animado incluido.

21. Por hacer del karaoke un lugar obligado para cualquier trabajador treinteañero en busca de diversión.
22. Por la versión karaokistica de “Here’s Come Your Man” de Pixies interpretada por Joseph Gordon Levitt.
23. Por Zooey Deschanel cantando, también en el karaoke, “Sugar Town”.
24. (Una más de karaoke) Por esa extraordinaria y catártica borrachera, micro en mano, post despecho.
25. Por su extraordinario soundtrack y la manera en que ha sido utilizado por el director Marc Webb.

26. Por la constante referencia sobre si Ringo Starr es el mejor Beatle.
27. Porque como muchos de nosotros, y aunque sea sólo por un segundo, Tom Hayden también alucina con ser Han Solo.
28. Por sus homenajes a la Nouvelle Vague, Ingmar Bergman,
29. Por hacer del porno una aventura dentro de la relación de pareja.
30. Por la pandilla de amigos de Tom, incluyendo a la jovencísima Rachel.
31. Por enfrentar de manera brillante a las expectativas de un hombre enamorado con la realidad.
32. Por rebelarse contra las tarjetas con dedicatoria y mensajes positivos.
33. Por las referencias a una película fundamental como “El Graduado”, espero que muchos se animen a verla (sobre todo al ver la reacción de Summer al final de esta película).
34. Porque cuando pase el verano siempre llegará el otoño.
35. Por emocionarme, como hace tiempo una película no lo hacía.
36. Porque no es una película de chicas. Todo lo contrario, aunque ellas van a estar encantadas.
37. Por los monólogos a la cámara, en los que algunos personajes intentan dilucidar sobre la pareja perfecta.
38. Por su moraleja.
39. Por su gran final.
40. Porque al recordar la película nos damos cuenta de que entendemos al protagonista por una sencilla razón: también hemos pasado por eso.

Seguramente habrá más razones… Seguramente cada uno tendrá su opinión propia… Seguramente la crítica especializada no tendrá un entusiasmo tan grande como el mío… ¡Qué importa! La recomiendo, como espectador, como romántico empedernido, como cinéfilo emocionado… Lo cierto, y vuelvo a repetirlo, es que no deben perderse “(500) Days of Summer”.

► Leia mais...

"Para mi, el cine son cuatrocientas butacas que llenar". (Alfred Hitchcock)

Música de un Cabeza Hueca

Twitter

Páginas Webs Preferidas

Las Horas Perdidas

Expediente Cine

IMDb News

Movieweb

Cinencuentro

Trailers Blog

FOTOS "TALK SHOW"

Videos "Talk Show"

Loading...

Videos "El Sexo Perfecto"

Loading...
 
▲ TOPO ▲