SOUNDTRACK DE LA SEMANA: WALLS - TOM PETTY



Recientemente una pregunta estuvo rondando mi cabeza: ¿Cuáles son las películas que más he visto en mi vida? Sea por una razón u otra, y sin que por ello signifiqué que todas ellas estén en el ranking de las mejores que he visto, hay algo que hace que guardes un cariño especial por ciertas obras. Nostalgia, que se llama, o quizás cruce de sentimientos que convierten a una película, canción o libro en el elemento perfetco para un momento especial de nuestras vidas. Eso las vuelve trascendentes (palabra muy mentada por la crítica), quizás no para la historia del cine, pero sí para nuestra historia particular. Es algo que va más allá del sesudo análisis crítico y de allí su olvidada importancia. Sobre ello, escribiré próximamente, por ahora adelanto un título: "Ella Es", la segunda película de Edward Burns, estrenada en 1996. Próximamente me explayaré sobre ella, por ahora los dejo con su canción principal: "Walls" interpretada por Tom Petty, creador además del soundtrack de toda la película. Se trata de una impecable versión en vivo.
► Leia mais...

RAZONES POR LAS QUE VOY AL CINE


Es raro pensar como en los últimos años han cambiado mis motivaciones a la hora de elegir una película. Antes, casi por obligación, y por algo de pose, me auto exigía ver películas “raras”, “artísticas”, “no comerciales”. Cuando fungía de crítico iba al cine para criticar. Para desmenuzar la película y buscar principalmente sus defectos. Luego sus virtudes. En realidad, era raro ver una película y tratar de mantenerse distante (única manera de analizarla honestamente). Pero ese distancia finalmente provocaba que me abstenga del juego. Que me desligue de la magia que se produce al apagarse las luces.

Felizmente, para mí, hoy he vuelto a mi estatus natural. Son un cinéfilo empedernido que quiere creerse el cuento que ve en pantalla grande. Quiero dejarme engañar y no pongo resistencia para ello. Hoy, regreso al cine como espectador normal, como lo era antes de alucinarme crítico. Mi tiempo de aguafiestas ha pasado y para muchos mis razones para escoger una película pueden ser superflúas e incluso tontas y poco culturales. Pero en todo caso, son sinceras para mis intereses actuales. Antes me pagaban por opinar (finalmente era un trabajo), ahora pago para distraerme (invierto mi dinero en entretenimiento). Como cualquier ser humano tengo gustos propios y particulares (me río de chistes, que a otros pueden parecerles chabacanos, me asusto con el gato que salta repentinamente, etc.), los cuales tratan de no ser contaminados por gustos ajenos (ya estoy muy viejo para andar en poses intelectualotas).


Hoy que el trabajo diario agobia, estresa, lo que busco es escapar dos horas de la realidad, divertirme y hacer una catarsis. Los análisis no caben, aunque confieso que sí disfruto de nutrirme con algunos grandes momentos que el cine brinda. Pero eso sucede dentro de la sala. Antes, al momento de escoger, ¿qué es lo que prima? Es cierto no hay mucho de donde escoger (cada vez hay más cines y menos opciones), pero igual así haya poco o nada, la elección es absolutamente personal (bueno si mi esposa y mis hijos están de acuerdo, je). Aquí pruebo diez respuestas, sin orden de preferencia.

1. Para divertirme (lo que incluye, reír, llorar, asustarme, etc.)

2. Por una admiración especial al director de la película (si es Woody Allen, Martin Scorsese, Clint Eastwood, Tim Burton, la prioridad es inevitable).

3. Por que el trailer me dejó intrigado.

4. Por los actores (no solamente porque son buenos o carismáticos. Si es una actriz de especial belleza, pues qué importa la película.)

5. Por que mi esposa o mis hijos la escogieron.

6. Por que me la recomendó un amigo.

7. Por que me gustó el afiche.

8. Por toda la información de la película que hay en Internet.

9. Por los premios recibidos (puede que muchas veces no esté de acuerdo con los elegidos en premios como el Oscar, pero igual no dejan de ser un gancho)

10. Por la crítica (cuando tiene demasiadas estrellas, me da un poco de miedo. ¿Y si me aburro? En cambio, si tiene pocas, pues casi seguro que me divierto. No es por dar la contra, pero casi siempre da resultado).

Foto 1: Cinéfilo empedernido: El pequeño Salvatore Cascio, el inolvidable Toto, protagonista de "Cinema Paradisso" de Giuseppe Tornatore.

Foto 2: ¿Qué será bueno ver?: Grupo de espectadores deseosos de entrar al cine. ¿Cuántos de ellos irán con espíritu crítico?
► Leia mais...

UN DIVERTIDO HOMENAJE A HITCHCOCK (POR SCORSESE)



Imposible dejarlo pasar. Martin Scorsese fue contratado por el champagne Freixenet para realizar un anuncio para esta temporada Navideña. Como no podía ser de otro modo, le dieron toda la libertad del mundo para crear lo que quisiere, siempre, claro, que mantuviera al champagne como parte de la historia. El resultado es simplemente brillante. El director neoyorkino rinde homenaje a Alfred Hitchcock, el genial realizador británico, en este corto de casi 10 minutos en el que el propio Scorsese se divierte interpretándose a si mismo. Está en español así que vale la pena verlo y darse cuenta de cómo se puede hacer negocio con el cine... y de paso pasarlo bien.
► Leia mais...

DIA DEL CINE 2: CAMBIANDO DE OPINION


¿Se han percatado que hoy día del cine sólo hay una película peruana en cartelera? Una película peruana relegada a los horarios que dejan las películas de Hollywood. Dos horarios en algunos cines, frente a las seis, siete, ocho o hasta doce funciones de las películas de las grandes distribuidoras. De hecho viendo la oferta y las declaraciones de Hernán Viviano (refiriéndose a que es la gran fiesta del cine peruano) parece un poco exagerado. El Día del Cine, auspiciado por INDECOPI, es la gran fiesta del cine gringo en el Perú. Es decir, no está mal que hayan películas norteamericanas. Siempre defenderé el cine de Hollywood, con el cual crecí y el cual me encanta, pero tampoco hay que ser ciegos… ¿Fiesta del cine peruano?

Vayamos por partes. ¿Para que está hecho el día del cine? En primer lugar, y de allí que INDECOPI esté involucrado, para mermar el incidioso avance de la piratería. ¿Se ha logrado algo en estos últimos dos años? Nada, a decir por la venta de DVD en las calles. Claro, el día del cine no puede estar completo sin una intervención a los puestos que venden piratería. En la esquina de mi casa, la casera, ella que vende verduras y víveres también vende piratería. Le pregunte, curioso yo, si hoy domingo la venta de DVD había bajado. Me comentó que no. Le dije que era el día del cine, que me imaginaba que menos gente iría a comprar. Me respondió que con razón había intervención en un mercado cercano. Una vez al año se ponen las pilas, sentenció. Me reí.

Entonces dejando en claro, que el día del cine no hace nada provechoso por acabar con la piratería, ¿qué otro beneficio tendría? Hernán Viviano, gran tipo y conocedor del negocio cinematográfico, comenta que la afluencia del público es el uno por ciento de todo el año. Es decir, el uno por ciento de la recaudación anual se da en un solo día. No me pidan más explicaciones, pues mis matemáticas son muy malas, aunque por la manera en que lo dicen aparentemente es una cifra importante. Y claro, si la marmaja se la reparten las grandes distribuidoras, pues mejor. Incluso, reestrenan las mejores películas del año. ¿Las mejores? ¿Las mejores para quién? Pues para ellos. No contentos con copar las pantallas en su día de estreno (y sacar del medio a cuanta película independiente se estrene, incluyendo las molestosas películas peruanas), pues siempre es bueno sacar un sencillo más con un blockbuster a todo terreno.

En Chile, país en el que tengo grandes amigos y donde hay mejores condiciones para su cinematografía, también hay día del cine. Averiguando un poco, grande fue mi sorpresa al ver que el día del cine ha pasado a ser la fiesta del cine en Chile y que, además de estar involucrado el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (no INDECOPI), todo gira en torno al cine chileno. De hecho, las noticias no resaltan el reestreno del blockbuster del año si no de las películas chilenas más cercanas (Artículo completo: http://vlz.es/urlext.php?ext=http://www.noticine.com/noticine/secciones/lee_mas.asp?P=10590&Q=1). En el año 2006, cuando todavía era día del cine en Chile, se proyectaron más de siete películas chilenas, la mayoría reestrenos. Parte de la noticia dice así: “Los filmes chilenos del último tiempo como; Fuga, La Sagrada Familia, Límite, Kiltro, Rojo, El Rey de los Huevones, Padre Nuestro se programarán en salas y servirá para que la gente que normalmente no acude al cine tenga la oportunidad de ver estas cintas nacionales. A esto se suman los estrenos que aparecieron ahora en las programaciones como lo son “Padre Nuestro” de Rodrigo Sepúlveda y “El rey de San Gregorio” de Alfonso Gazitúa” (Artículo completo: http://www.todouncine.cl/UsuTele/noti_det_cent.asp?codigo=DÍA%20DEL%20CI%2011:03AM.)

En el Perú el Perú, valga la redundancia, está representado este año por “Muero por Muriel”, actualmente en cartelera en dos horarios (las distribuidoras grandes tienen películas en más de 16 funciones). Por ahí se comentaba que se reestrenaba “La Gran Sangre”, pero buscando no la encuentro en ningún cine. Tampoco “Una Sombra al Frente”, estrenada hace pocos meses. En cambio han regresado “Súper Can”, “El Regreso del Todopoderoso”, “Transformers”, “Los Simpsons”, etc. Vuelvo a preguntar: ¿Fiesta del cine peruano? Un poco exagerado ¿no?

Repito, no tengo nada en contra de las películas norteamericanas. Al contrario, me encantó “Los Simpsons”, “Transformers” y sobre todo “Ratotuille”. Pero ¿acaso ya no cumplieron su ciclo en cartelera. Acaso no están incluso en DVD original. Las películas peruanas no salen en DVD, no sería adecuado reestrenarlas. Darles una segunda oportunidad. Definitivamente la experiencia me dice que no es conveniente estrenar muy cerca al día del cine. Tu ganancia como cineasta se ve mermada. Pero si tu película ya salió de cartelera no sería bueno una invitación si no de las distribuidoras (quizás es mucho pedirles), del INDECOPI.

El año pasado, durante la promoción de “Talk Show” me invitaron a ser parte activa del día del cine. Yo emocionado, pánfilo, inocente, acepté. No entendía bien lo que hacían las distribuidoras extranjeras. Sus verdaderos intereses, válidos y obvios, pero totalmente contrarios a mis intereses como cineasta. Hoy, luego de un año de muchas experiencias, puedo decir que no estoy de acuerdo con la manera cómo se realiza el día del cine.

El bajar el precio de la entrada no es una solución contra la piratería. Pareciera que cierta ineficacia en esta lucha quiere ser suplida por promociones que finalmente no favorecen en nada a la industria del cine peruano y, de paso, tampoco evitan la piratería. Ojalá el próximo año se tomen en cuenta a las películas peruanas. Se les de prioridad y algo de importancia.

Foto 1: Cine para todos: Rollo de cine internacional. Sólo películas extranjeras.

Foto 2: Chile Films: El cine chileno, eje central del día del cine en Chile, hoy convertido en la Fiesta del Cine.

Foto 3: Morir de Amor: "Muero por Muriel", única y tímida representante del Perú en el día del cine en el Perú.
► Leia mais...

UNA AÑO DESPUÉS... LA VERDAD DE LA MILANESA...


Hace un año que “Talk Show” se estrenó en los cines. Hace un año que nosotros, los involucrados, teníamos la plena seguridad de que más allá de las críticas, el público respaldaría la película y con eso podríamos emprender un segundo proyecto y luego un tercero y un cuarto y así sucesivamente hasta hacernos viejitos. Pensábamos que teníamos todas la de ganar: un producto masivo, una producción de bajo costo, una película que tiene la virtud de conectar con la gente (no lo digo yo, lo dijo el crítico Alonso Izaguirre), una agresiva campaña de prensa y lo más importante: una distribuidora grande, solvente, responsable que se pondría la camiseta y protegería la película. ¡Tres hurras por UIP!

¡Craso error! Proteger una película peruana no está en el vocabulario de una distribuidora como United International Pictures. Su trabajo es mecánico, en serie, robótico. Les da flojera levantar el teléfono, mandar un mail, crear una estrategia de marketing, salirse de lo habitual. El cine peruano rompe su rutina. Y es que una película peruana, dentro de mi modesto entender, sí necesita un publicidad especial, que busque romper con el prejuicio que tiene el espectador de que el cine peruano es aburrido.Pero bueno, un distribuidora acostumbrada a enviar gorritos y polos a los medios (muchas veces a cambio de una buena foto central) no va a gastar su tiempo en un cine tercermundista. Su prioridad es Hollywood.

En realidad, es fácil entender el porqué. Pongámonos un momento en su pellejo. ¿Para qué se complicarían la vida con una película peruana? Igual a fin de mes su sueldo va a ser el mismo. Además, da igual lo que se piense, si la casa matriz dice que le de prioridad a la comedia de dibujos animados, pues ¿debe ir en contra de los intereses de la empresa? Lógico que no. Además, no hay que hacer mucho trabajo para que Shrek 3 tenga éxito. Películas como esas vienen con el pan bajo el brazo. Y digamos que a Spielberg no le va a incrementar mucho la billetera lo que pase en Perú. Tener retos, plantearse metas, ¿para qué?

La primera vez que presentamos la película fue en las oficina de UIP. Todos rieron y aceptaron distribuir la película de buena gana. UIP es la empresa que más películas peruanas ha tenido a su cargo. Entre las perlas que se soltaron ese día estaba que era una película que iba a tener un muy buen boca a boca con el público. Que se debía crear una estrategia que tenga como leit motiv la posibilidad que tiene el público de descubrir una película peruana divertida.

Teniendo eso como motivación, nos planteamos hacer todo de manera ordenada. Hicimos una gran campaña de prensa, de la que mantuvimos al tanto UIP, pues ellos no se invlucraron. Un mes antes, todos los días había algo de “Talk Show”, ya sea televisión, radio o medios escritos. Los actores se paseaban por sets, daban entrevistas a diarios, visitaban cabinas de radio. Repito, la campaña la hicimos nosotros mismos, no UIP. Lo poco o nada que se les encargó lo hicieron mal. De hecho los medios de prensa ni siquieran habían recibido el CD de fotos que le dimos a la transnacional. Las llamadas eran directas y nosotros les brindábamos todo el material posible. ¿Qué hizo UIP? Separó el cine para algunas funciones de prensa (de mala gana por algún cambio de última hora). Esta vez la tuvieron fácil. ni siquiera repartieron gorritos (también lo hicimos nosotros).

Para el estreno de la película nos recomendaron encajar con el día del cine. Que la entrada costaría menos, pero que la taquilla se incrementaría diez veces. Nosotros, pánfilos, creimos el asunto, tanto así que me convertí en una suerte de paladín del día del cine, dando entrevistas y demás, incentivando este evento. Es cierto, la taquilla se incrementa, pero el dinero recaudado, no. No es difícil darse cuenta. Si el domingo es día del cine, pues jueves, viernes y sábado, los cines bajan su afluencia considerablemente. Todos esperan el domingo para pagar tres veces menos. Es lógico, tanto como que eso repercutirá en la billetera de cualquier productor de cine peruano.

La primera semana de “Talk Show” fue engañosa. Fue mucho público, pero no más que el habitual en una primera semana. Competíamos con “Los Infiltrados” y “Guardianes de Alta Mar”, películas grandes, ampliamente publicitadas y con actores muy populares, que se estrenaban en Lima y provincias con más de 30 copias. “Talk Show” sólo se estrenaba en Lima con 19 copias. Al final, promediando, la cantidad de espectadores fue bastante estrecha. ¡Punto para Perú! Pero la recaudación bastante menor. ¡Buuuuhhhhh!

Eso en todo caso, no descuido nuestra campaña en medios, al contrario nos hizo ponernos nuevas metas. La cereza del pastel sería una entrevista en El Francotirador, espacio conducido por Jaime Bayly y uno de los más sintonizados de los domingos. Debido a sus constantes viajes, Bayly dejaría grabado algunos programas. Un sábado por la noche, justo durante la semana del estreno, Fiorella Rodríguez estaba sentada con el Francotirador en una entrevista sumamente divertida. Como era grabado, muy amablemente su productora Ximena preguntó cuando queríamos que vaya la entrevista ¿en segunda o en tercera semana de estreno? Ni cortos ni perezosos llamamos a quienes supuestamente debían ser nuestros aliados. A Bayly le había encantado la película y tuvo palabras de elogio para con ella. Todo era perfecto. La respuesta de UIP fue unánime: ¡Tercera semana! Así tiene un segundo respiro. Perfecto. Esperamos entonces la tercera semana.

En la segunda semana, la cosa fue bastante mejor, sin día del cine la recaudación avanzó. Nosotros estábamos confiados. La crítica nos destrozaba, pero el público respondía. Muchos comunicadores nos felicitaban, lo que levantaba nuestra moral ante la embestida de la crítica. Pero entrando a la tercera semana algo sucedió. UIP relegaba a “Talk Show” a horarios prohibitivos. Tres de la tarde, once de la noche. ¿Quién va al cine un día de semana a las 5 de la tarde? Nos quejamos. La película no iba mal ¿porqué desinflarla? Disculpas y demás llegaron y prometieron mejorar los horarios de la película la próxima semana. Confiamos. Además justo ese fin de semana, Jaime Bayly aparecía con Fiorella como invitada. La película tendría un segundo respiro.

Luego de emitido El Francotirador, las llamadas no cesaron durante el lunes. Todos a felicitar, qué iban a ver la película, qué excelente la entrevista, etc, etc. Finalizábamos la tercera semana con el mejor empujón que nos podían dar. UIP estaba al tanto de ello. Pero de repente, el martes por la mañana, durante una de las visitas a los cines (sí, la supervisión también la hicimos nosotros, pues la de UIP dejaba mucho que desear) nos enteramos que “Talk Show” salía de cartelera. Inocentemente el administrador del cine nos preguntó: ¿Porqué sacan su película si a “Talk Show” le va mejor que a “Las Torres Gemelas” (otra película de UIP)? Nosotros no entendíamos. Llamamos a UIP. Efectivamente la película salía. Pronto entendimos: había llegado cerca de cincuenta copias de la película animada: “Lo que el Agua se Llevo” y ahora esa era su prioridad (bueno en realidad “Talk Show” nunca lo fue). La casa matriz ordenaba estrenar esta cinta en todos los cines habidos y por haber. “Talk Show” quedaba sólo en un cine a un horario bastante inusual. Mientras, una millonaria película de dibujos animados para niños era programada en casi todas las funciones, incluso, a las 10:30 p.m. en versión doblada y a las 11 de la noche en versión subtitulada. ¿Quién en su sano juicio pone una película para niños luego de las 9 de la noche y cada media hora? Pues UIP.

Las disculpas del caso no fueron suficientes para hacerme pensar que nos habían boicoteado. Empresas como UIP no están interesadas en el cine peruano. Siempre van a esforzarse con las películas extranjeras, pues son por las que les pagan, por las que les dan palmaditas en la espalda, por las que les dan ascensos. El cine peruano es un estorbo. Pero en vez de rechazarlo, mejor adoptarlo y dominar su paso por los cines. Para colmo lo hacen ver como si se tratara de un favor que en ocasiones se hace de mala gana. Por eso te boicotean sin miramientos. Eso sí, sin dejar de cobrar su 15%.

Si utilizo la palabra boicot, es porque la otra palabra que se me viene a la mente es flojera. ¿O acaso es lógico que trabajando con una distribuidora internacional hayamos sido nosotros los que se encargaron de ver y velar por la buena posición de los afiches, banners y trailers? Porque no lo estaban (el trailer de “Talk Show”, una comedia, estaba colocado antes del documental “La Marcha de los Pingüinos” y la película coreana “Hipnosis Mortal”, excelentes películas, pero ambas independientes, de géneros muy distintos y comercialmente inadecuadas para nuestros intereses).

Pero todo no queda allí, en provincias nuestra brillante productora ejecutiva acudió a un matrimonio un par de semanas antes del estreno de “Talk Show” en provincias. Por ahí como para curiosear decidió visitar los cines. Grande fue su sorpresa cuando se percato que no habían trailer ni afiches ni banners. Todo había sido entregado un mes antes a la distribuidora y, ¡ups!, no lo habían enviado. Con esa información se visitaron todas las ciudades en donde se iba a estrenar “Talk Show”. Y lo mismo, a pocas semanas de su estreno, ¡oh sorpresa!, no había ni trailers ni afiches. ¿Descuido, flojera o boicot? No sé, quizás me esté volviendo un poquito paranoico.

Ante todo esto ¿alguien dijo algo? Nadie. Nosotros no lo podíamos hacer, teníamos un contrato que acaba de terminar. Tampoco es esperara una defensa a “Talk Show”. Pero la cosa va más allá. El problema no es tal o cual película, el problema es que esta situación se repite constantemente y afecta al cine peruano en su totalidad. No existe una regulación y estamos a merced de este tipo de situaciones. Así como se arma un escándalo por la censura a la película “La Mujer de mis Pesadillas” ¿porqué no pedir explicaciones cuando una película peruana es sacada de cartelera sin más? Hasta donde sé, a “La Gran Sangre” le sucedió lo mismo. Alguien me dijo que fueron demasiado avezados al estrenar muy cerca de 28 de julio junto a los blockbusters de la temporada, pero acaso no hay una mejor fecha para estrenar una película peruana que Fiestas Patrias .

Ante esto, nadie dice nada. Bueno, un crítico mencionó de manera burlona que la gente no había respondido con “La Gran Sangre”. Por ahí dijeron lo mismo de “Talk Show”. Fue algo así como “ya ven el público tampoco los quiere”. El crítico (que, claro, no es investigador) estaba un poquitín mal informado, pues en ambos casos, y pese a todo, el público sí respondió. Y en todo caso, ese no es el problema mayor. Esto va más allá de los gustos y colores.

La verdad es que las películas peruanas no tienen un trato justo. Hay una competencia desleal que incluye frases dirigidas a los cines como: “si estrenas esta película, no te damos el blockbuster de la temporada”.Si las distribuidoras tienen beneficios como la importación temporal, ¿no deberían tener ciertos deberes? Es una cuestión de lógica y de tener un poco de sangre en la cara. Si el cine peruano no tiene las garantías de estrenar y mantenerse en las salas de manera correcta y en su propio país, entonces ¿qué nos queda? ¿quién puede tener la osadía de invertir en nuestro cine ante estas condiciones? Nadie dice que si una película no funciona se mantenga, pero ni siquiera sucede con las películas de relativo éxito. Con un mercado que, con tanta promoción, regalo, días del cine (todo creado por las distribuidoras extranjeras e INDECOPI), ha hecho que por entrada el productor gane un promedio de 0.32 dolares (o lo que es casi lo mismo 1 sol por entrada) ¿podemos crear industria? ¿podemos pensar en un cine peruano? Mmmmm…

Foto 1: ¿Buen Plato?: ¿Le conviene a las distribuidoras extranjeras que el cine peruano sea el plato fuerte de nuestra cartelera?

Foto 2: Boca a boca: Buena y creciente racha de público de "Talk Show", cortada por manejo flojo y desganado de la distribuidora. Definitivamente las películas peruanas no son prioritarias para ellos.

Foto 3 (Video): El Francotirador: Extracto de la divertida entrevista que realizó Jaime Baily a Fiorella Rodríguez. Se emitió durante la tercera semana de estreno de "Talk Show". Tres días después, e inesperadamente, era retirada de la cartelera.

Foto 4: ¿Y dónde está mi afiche?: Banners, afiches y trailers de "Talk Show" que llegaron a los cines, luego de nuestra propia supervisión y negociación. UIP ni siquiera los llevó a tiempo o supervisó su buena ubicación.

Foto 5: Otra más: "La Gran Sangre", otra película que misteriosamente, y pese a la enorme publicidad, salió de cartelera rápidamente.
► Leia mais...

SOUNTRACK DE LA SEMANA: EN TUS MANOS - CASINO



Luego de varias semanas sin escribir (producto de una feroz y feliz acumulación de trabajo que incluyó producción, ediciones, clases, conciertos, programas de televisión, guiones y demás), me vuelvo a sentar frente a la maquina dispuesto a reiniciar mi blog. Empiezo con algo sencillo. El soundtrack de la semana, que bien podría ser del mes (debido a mi larga ausencia). Se trata de una buena canción del grupo chileno Casino, tema central de una cinta chilena absolutamente recomendable titulada "Promedio Rojo", dirigida por Nicolás López y protagonizada por Ariel Levy, Benjamín Vicuña, la española Xenia Tostado, la peruana Tatiana Astengo, el venterano y notable Fernando Larraín y la inquietantemente bella María Cristina Peña y Lillo. La cinta es una deliciosa comedia sobre un nerd y su lucha contra los implacables galancitos de la clase. Muy recomendable y súper divertida.
► Leia mais...

CAMBIOS

video

Hace unos meses, con motivo de un trabajo universitario de mi esposa Fiorella, realicé un corto emulando el estilo del documentalista Errol Morris titulado Hablando de Ángeles. Ahora tuve la oportunidad de extender la idea y que fuera aceptada como parte del primer episodio del espacio "El Gran Cambio de tu Vida", el cual actualmente dirijo y edito. El resultado fue interesante y aún más fue verlo en televisión. Esto gracias a la confianza y al buen recibimiento de la idea por parte de la producción, con la que dicho sea de paso es un placer trabajar.

Aquí está "Cambios", en una versión varios segundos más larga que la exhibida en televisión. Un corto en el que las entrevistadas hablan sobre el porqué de los cambios de apariencia, la mayoría de los cuales van más allá de la simple frivolidad. En realidad hay muchas cosas más detrás de estos cambios. Descúbranlo ustedes mismos.

► Leia mais...

A VER UN APLAUSO...


Aparentemente algunas cosas empiezan a cambiar. Al menos así parece. Hace unas semanas publiqué el artículo Hazme el Favor, en el cuál mencionaba mi extrañeza por la forma en que se organizaban algunas muestras de cortometrajes, sin que los cortometrajistas reciban algún incentivo. No se trataba de un concurso propiamente dicho, al menos la convocatoria no lo decía. Hoy me sorprendo gratamente al ver que las cosas o han cambiado o han sido aclaradas, por lo menos en lo que respecta a la muestra que prepara la Pollería Roky’s.

Hasta hace unas semanas no se hablaba de premios, reconocimientos o porcentajes. Hoy gracias a un mail de un miembro de cinemaperú (espero que pronto se haga oficial) me entero que el 60% del consumo mínimo durante la muestra será para los cortometrajistas. ¡Ahora sí! Una gran iniciativa que ojalá sea imitada por todos (incluyendo a los otros que menciono en el artículo).

Mi artículo anterior no buscaba fastidiar o crear polémica, más bien trataba de buscar una reflexión. Entender que convertirse en cortometrajista o comunicador audiovisual es elegir una profesión tan digna como ser abogado, médico o publicista. Mientras nosotros no nos tomemos en serio, pues nadie lo hará.

Lamentablemente muchos no piensan así. “El verdadero reconocimiento es la expresion, la libertad que tienes para justamente expresarte”, dice un tal Ricardo, lector de la página cinencuentro, quien hizo eco de mi artículo. Correcto, pero el cine es una expresión que necesita dinero. Por su parte Manuel dice: “Roky’s abre un espacio nuevo para que los cortometrajes sean vistos y no estén guardados en la mesita de noche”. En efecto y ahora que otorga un porcentaje ¿no es mucho mejor?


Manuel continúa: “El espacio de Bedoya (se refiere a "El Placer de los Ojos") es bueno, otro medio de difusión importante para que la gente vea el trabajo de cineastas o videastas como los quieran llamar que con sumo esfuerzo crean y expresan. Seamos positivos, cambiemos de actitud y las cosas irán mejorando de a pocos”, pues justamente por el esfuerzo y la inversión es que merecen el porcentaje. Ya ven, así lo ha entendido Roky’s. Todos ganan. Ser positivos es apostar por un trabajo remunerado y alentar la industria audiovisual. ¿Regalar trabajo es algo positivo?

En cuanto al espacio del sr. Bedoya no fue mi intención atacarlo. A mi no me gusta, pero no es una crítica sino una humilde opinión. Al sr. Bedoya tampoco le gusta “Talk Show” y está en todo su derecho. Yo no soy nadie para imponer mis ideas. No se trata de eso. Lo que traté de indicar es cómo se desperdicia una gran oportunidad de crear una verdadera ventana televisiva para el cortometraje peruano. Un auspiciador, uno sólo, podría ser la solución para que los cortometrajistas reciban una regalía por la emisión de su corto en televisión. Entidades que apoyan la cultura abundan. De repente a Roky’s le puede interesar. En fin, no hay peor trámite que el que no se hace.

Y hablando de positivismo. ¿Acaso la adjetivización en la crítica no es negativa y desafortunada? El crítico Lazlo Rojas, autor de la nota que hace referencia a mi artículo, adjetiviza como olvidable a “Talk Show”. ¿Olvidable para quien?. Para él, perfecto. Pero entonces porque no dice: No me gustó, yo la odié o me parece olvidable. No, el crítico generaliza. A veces pienso que el crítico teme dar su opinión y por eso habla en general. Y si no es así, entonces quiere decir que el sr. Rojas se siente con la capacidad de representar el pensamiento de los espectadores, que suelen ser más sinceros y consecuentes que el promedio de la crítica peruana que suele despreciarlos.

Un lector defendió “Talk Show” y aunque agradezco la deferencia no concuerdo con el discurso. No se trata de que tal o cual película haga más espectadores que otra. Ojalá que a todas las películas peruanas les vaya bien. Crear hábito de ver cine peruano y que el público, no la crítica, venza el prejuicio es algo importante para crear un mercado o simplemente un lugarcito dentro del poderoso monopolio hollywoodense.

La réplica del sr. Rojas sí es lamentable y denota piconería: “Bien por “Talk Show” por llevar mas gente que “Madeinusa” o “La prueba”. Pero de hecho “La Gran Sangre” destroza a todas las anteriores, en cuanto a taquilla”. ¿Destroza? ¿Quién escribe? ¿Un crítico de cine o Magaly Medina? Síntoma de nuestros tiempos, en donde la magalización se ha instalado también en la crítica de cine, regocijándose de los fracasos o incluso éxitos ajenos.

Repito: Ojalá que todas las películas peruanas tengan un mercado donde moverse. Un mercado que les permita recuperar su inversión y que así los cineastas puedan hacer una segunda y tercera producción. Y con eso mejorar. Vuelvo a la idea de siempre. La experiencia es la que nos hará hacer mejores películas. Una lástima que no todos lo entiendan. Un grata sorpresa que gente como Roky’s lo haya comprendido. Un cortometraje y una pollo a la brasa con papas fritas. Nunca hubo una mejor combinación. ¡Felicitaciones!

Foto 1: ¡Palmas compañeros!: Aunque en un inicio pareció una iniciativa comercial mezquina, hoy aparentemente todo cambia con el anuncio de que la Pollería Roky's dará un porcentaje a los cortometrajistas sobre el consumo mínimo. Si antes críticamos la exhibición de favor, hoy felicitamos a esta empresa.

Foto 2: Un cortito: Afiche de la muestra, la cual esperamos sea un éxito y permita crear un circuito de exhibición de cortos rentable para la empresa privada y para los productores de cortometrajes.
► Leia mais...

LOS AMIGOS INVISIBLES


¿Quién no ha pensado alguna vez que haría si fuera invisible? Pues es uno de esos extraños dones (o maldiciones) que uno sueña con probar alguna vez. Pues bien, con motivo del estreno de “Invisible”, una cinta juvenil de David S. Goyer sobre un muchacho, que por cosas del destino y del propio guión, queda atascado entre la vida y la muerte. Todo en un desesperado intento por comunicarle a alguien del mundo de los vivos donde está su cuerpo, aún con vida, y así ser salvado. Si les parece inverosímil, pues no se preocupen, la película tampoco explica mucho del porqué de esta alucinada situación (habrá que leer el libro o ver la película sueca – Den Osynlige (2002) – en la que se inspira). Sea como fuere, el tema de la invisibilidad siempre me resulta atractivo y entretenido. Aquí algunas películas que se acercan al tema. Como para que no quepan dudas de la posibilidad de que exista un hombre invisible? Parafraseando al Chavo de Ocho: ¿Acaso no ven que no los están viendo?

10. La Liga Extraordinaria: Un elegante Tony Curran se convierte en el hombre invisible, uno de los miembros de la Liga Extraordinaria, la cual está formada por un grupo de personajes de la literatura clásica que incluyen a Allan Quatermain, Dorian Gray, Tom Sawyer, Mina Harper, El Capitán Nemo y el Dr. Jeckyll. Una alucinada aventuras que fracasó en taquilla, pero que no por ello deja de entretener. Se trata además de la última película de Sean Connery antes de anunciar su retiro de la pantalla grande.



09. Hombres Misteriosos: Grandes comediantes y grandes actores se reunieron en esta aventura de improvisados súper héroes que no funcionó en la taquilla. Aún así “Hombres Misteriosos” posee algunos admiradores (unos cuantos en realidad). La cinta nos mostraba a una serie de personas comunes que adoptaban poderes fuera de lo común. Ben Stiller era el hombre que dejaba estallar su ira en momentos difíciles, William H. Macy utilizaba una pala como arma, Hank Azaria cubiertos, Janeane Garofalo, una bola de boliche y Paul Reubens sus flatulencias. Kel Mitchel (de la serie Nickelodeon "Kenan & Kel") era el chico invisible que usualmente era visible. El villano era el gran Geoffrey Rush como Casanova Frankenstein (¡gran nombre!). Lena Olin, Claire Forlani, Greg Kinnear y el genial músico Tom Waits completaban el nutrido reparto. Dirigió Kinka Usher basándose en el comic del mismo nombre.



08. Ghost: La Sombra del Amor: Patrick Swayze es asesinado. Deambulando por el mundo de los vivos sin que nadie lo vea, tratará de salvar a su novia Demi Moore de Tony Goldwyn, su deshonesto ex amigo quien lo mandó matar y ahora quiere ligar con la bella y deprimida Demi. Lo bueno es que el desesperado fantasma no estará solo, pues contará con la ayuda de la divertida médium Whoopie Goldberg. Nominada a varios Oscar, “Ghost: La Sombra del Amor” ganó dos sorpresivos premios (mejor guión original y mejor actriz secundaria para Goldberg) y se convirtió en una de las películas románticas más admiradas. El director fue Jerry Zucker, conocido por disparatadas películas como “¿Y Dónde Está el Piloto?”, “Top Secret” y “Por Fin me la Quité de Encima” realizadas en conjunto con su hermano David Zucker y Jim Abrahams, con quienes formó el grupo ZAZ.



07. Los Cuatro Fantásticos: Una de las grandes atracciones de la saga “Los Cuatro Fantásticos” es sin duda la presencia de Jessica Alba como Sue Storm o la Mujer Invisible. Y no sólo cuando se hace invisible si no cuando reaparece en paños menores. Las dos cintas sobre este grupo de súper héroes fueron puro entretenimiento. Es cierto, se sacrificó parte de la historia y psicología de los personajes, pero aún así, divierte y cumple su cometido. Que no nos extrañe una tercera parte.



06. El Sexto Sentido: Si no has visto la película no leas más y pasa al siguiente puesto. Haley Joel Osment ve gente muerta. Nadie más tiene este sexto sentido que en un inicio lo atormenta. Bruce Willis es el psicólogo que trata de ayudarlo, mientras trata de componer su matrimonio. Sin embargo, en una vuelta de tuerca sorprendente, el director M. Night Shyamalan nos revela que en realidad a Willis nadie, excepto el niño protagonista, puede verlo. Es decir, está muerto. Ahora toda la película tiene sentido. Un final de antología que colaboró en hacer de esta notable película una de las más taquilleras de la historia del cine.



05. Alice: Mia Farrow es Alice Tate, una mujer muy católica casada con el próspero hombre de negocios William Hurt. Tiene una vida acomodada, pero rutinaria que se reduce a sus hijos y a las visitas a un salón de belleza. Un buen día conoce a Joe Mantenga y se enamora, pese a que no le habla. A su vez, y debido a unos dolores de espalda, decide visitar al Dr. Yang, un famoso acupunturista quien le receta unas yerbas que le dan poderes sobrenaturales, entre ellos la invisibilidad, que otorgan un nuevo sentido a su vida. Una atractiva comedia de Woody Allen, realizada para el lucimiento de su entonces pareja Mia Farrow.



04. Los Increíbles: Violeta es la hija mayor del matrimonio conformado por Bob y Helen Parr, quienes en realidad son dos súper héroes retirados de las calles por el sistema. Violeta es tímida y constantemente prefiere desaparecer para evitar a sus compañeros de colegio. Pero desaparecer literalmente, pues posee el poder de la invisibilidad. Cuando la familia en pleno se enfrente al villano Síndrome, Violeta volverá a tener confianza en si misma. Una de las películas animadas más importantes de los últimos años. Ganó el Oscar a mejor película de animación. Se rumorea segunda parte.



03. El Hombre Sin Sombra: Kevin Bacon experimenta con la invisibilidad y Paul Verhoeven lo convierte en un libidinoso y enloquecido voyeurista quien no tiene reparos en saciar sus instintos mirones, espiando a sus colegas científicas Elizabeth Shue, Kim Dickens y a su vecina Rhona Mitra. Pronto se convierte en asesino y empieza la carnicería. Una cinta plagada de impresionantes momentos de suspenso y violencia, apoyados en unos increíbles efectos especiales. Tuvo una secuela que fue a parar directamente al video, con Christian Slater como el asesino sin sombra.



02. El Hombre Invisible: Un clásico del cine de terror dirigido por el maestro James Whale, el mismo de “Frankenstein” y “La Novia de Frankenstein”. Claude Rains es el hombre invisible del título, quien enloquecido se convierte en un despiadado asesino. Lo acompaña Gloria Stuart (la encantadora viejita de “Titanic”). Estrenada en 1933, tuvo una continuación titulada “El Regreso del Hombre Invisible” dirigida por Joe May y con Vincent Price como el nuevo asesino incorpóreo.



01. Harvey: James Stewart dice tener un gran amigo. Su nombre es Harvey. No lo vemos, pero el buen Jimmy nos convence de que siempre está a su lado e incluso conversa con él. Para la mayoría está loco, pues además, Harvey, según el protagonista, es un enorme conejo de seis pies de altura. Dirigida por Henry Kostner en 1950, se trata de una adorable película basada en una obra ganadora del premio Pulitzer. Stewart fue candidato a mejor actor por su interpretación de Elwood P. Dowd y Josephine Hull ganó el premio a mejor actriz secundaria como su veterana y nerviosa hermana. Lamentablemente el conejo Harvey no ganó ningún premio y nosotros nos quedamos con las ganas de conocerlo en persona. Sólo pudimos verlo en una inolvidable pintura.

► Leia mais...

SOUNDTRACK DE LA SEMANA: LOVE SONG FOR A VAMPIRE - ANNIE LENNOX



La genial "Bram Stocker's Dracula" de Francis Ford Coppola finalizaba con una hermosa canción, parte de la tenebrosa banda sonora del film. Se trataba de un tema interpretado por la siempre notable Annie Lennox titulado "Love Song For a Vampire" (Canción de amor para un vampiro). Es cierto, nunca fue un súper hit y dudo mucho que las radios peruanas le hayan prestado atención. Sin embargo, la canción es realmente notable y es una muestra del talento y fuerza de la ex vocalista de Eurythmics. Además, es perfecta para esta gran película, la cual aprovechamos en recordar. Es protagonizada por Gary Oldman, Anthony Hopkins, Keanu Reeves, Winona Ryder y Tom Waits.
► Leia mais...

HAZME EL FAVOR...

Dos convocatorias acaban de llamar mi atención. Ambas poseen algo parecido a un slogan tan singular (por no decir barato) como ingenuo: “Ya lo saben amigos, promocionemos el cine nacional en esta pantalla con llegada a todo el mundo”, dice uno. El otro: “Háganle llegar este mail a sus amigos que deseen mostrar su arte a los demás”. Coincidentemente ambos mails provienen de negocios privados. La primera convocatoria proviene de un canal de televisión online que obviamente necesita contenidos. La otra de una pollería en busca de promoción (la convocatoria proviene del departamento de marketing de Pollos Roky’s).

Imaginemos por un momento que no nos dedicamos al tema audiovisual. A ver, a ver. Juguemos al doctorcito. Somos médicos ¿ok? Doctores como los de “Scrubs”. Sí, como los de la serie de TV que, dicho sea de paso, me encanta. Somos nuevos y claro estamos a prueba. Somos “internos” o como diríamos por acá: practicantes. Es decir, no ganamos mucho (algo se nos paga, al menos así es en la serie), pero aprendemos ¿cierto? Ahora imaginemos que después de practicar y de haber operado una y otra vez, estamos listos para seguir ascendiendo, tanto a nivel profesional como económico. Pero, ¡oh sorpresa!, nos topamos con una convocatoria de una clínica que nos dice que tenemos que operar a una serie de personas. Eso sí, todo nuestro conocimiento y talento adquirido es gratis. Es decir, ellos nos hacen el favor de conseguir pacientes para que sigamos y sigamos y sigamos practicando, mientras ellos ¡oh segunda sorpresa!, cobran por la operación y ganan cierto prestigio ante la sociedad. Y nosotros ¿acaso ya no habíamos aprendido? Bueno, digamos que no hay muchos pacientes. Imaginemos que una extraña bendición ha hecho que se reduzcan las enfermedades. Entonces la clínica nos brinda los suyos para que podamos compartir nuestro arte con el mundo. ¡Qué buenos que son!

Hacer un corto demanda un gran esfuerzo, tanto profesional como económico. Es autofinanciar nuestra propia operación y aplicar todo lo aprendido. Perfecto, hay que pagar piso, nadie dice que no. Por allí establecemos una gran diferencia con los internos, ahora doctores, de “Scrubs”. Una vez terminado el trabajo, es natural querer difundirlo, pero hacerlo sin recibir nada a cambio, cuando quien brinda "la oportunidad" sí lo hace, me parece un error. Es necesario convencer a las nuevas generaciones de que el trabajo audiovisual es una profesión. Y como cualquier otra debe ser remunerada. Ya bastante hacemos con financiar o ingeniárnoslas para realizar un corto, para que luego venga alguien que, digamos, sin darse cuenta quiera sacar provecho del asunto.

Entiendo que el mercado de la exhibición de cortometrajes sería nulo en nuestro país de no ser por esfuerzos sin fines de lucro como “La Noche de los Cortos” y que proyectos como “Nómadas” son admirables por su afán de llevar largometrajes peruanos a pueblos alejados y sin posibilidades de ver cine. Pero no confundamos las cosas. Esta bien que haya grupos o personas que traten de incentivar o sacar adelante proyectos como los mencionados. Pero de allí a que empresas o personas quieran hacerlo con una intención adicional (me refiero al aspecto económico o al de marketing y promoción), sin pagar es bastante cómodo y facilista.

Por ejemplo, si un canal, sea de Internet, cable o televisión abierta, emite un cortometraje completo, ¿no sería lo indicado pagar una regalía, aunque sea mínima, por el producto emitido? Que yo sepa ni siquiera el canal del Estado lo hace. Hasta donde sé, “El Placer de los Ojos” emite cortometrajes, adquiriendo contenido gratuito para el programa. Muchos cineastas celebran esto y aplauden al único programa que le da cabida a los cortos. ¿Pero no es bastante el facilismo de este espacio, basado en llenar una hora con imágenes de películas (muchas veces repetidas a manera de un incansable loops) mientras escuchamos largos monólogos críticos en off?

Quienes hemos trabajado en televisión, sabemos que hay que ser creativos para llenar una hora. No es fácil. Quince o veinte minutos de un cortometraje, precedidos de una claqueta de títulos, es algo absolutamente creativo y admirable. Pero ojo esa creatividad y admiración no tiene que ver con la producción del programa (que seguramente tiene un sueldo establecido) si no con el realizador del corto. No me parece justo.

El canal web pretende solicitar cortos y mostrarlos al mundo. ¿Quién gana?, pues la página web ¿o acaso me equivoco? Más contenido de interés, más visitas y seguramente más posibilidades de auspiciadores. Es decir, un incremento en su negocio. Y que mejor si no se pagan derechos o regalías. Porque acá no se habla de hacer negocio juntos. No hay una reunión de realizadores con programas de televisión o páginas web con el fin de negociar y tratar de encontrar una fórmula no muy complicada.

¿Qué pasaría si en vez de emitir cortos gratis para el mundo se trata de hacer la gestión de que una empresa auspicie el bloque o el contenido? Por ejemplo, que El Corto de “El Placer de los Ojos” sea auspiciado, digamos, por una compañía de telefonía interesada en incentivar la cultura. O de repente por una pollería. No es cuestión de pedir mucho dinero, pero sí algo básico para que el realizador pueda sentirse remunerado, sin que el canal lógicamente deje de percibir su parte. Por último si no hay plata, en televisión hay algo llamado canje (que no considero lo ideal, pero al menos es mejor que nada). Lo mismo pasa con la página o canal web. Contactos deben haber y no hay peor trámite que el que no se hace.

En el caso de la pollería Roky’s, exhibir cortos como parte de una estrategia de marketing parece adecuado y muy barato, comercialmente hablando. Comprar un proyector Sony de 2 mil lúmenes cuesta poco más de mil dólares, con ecran incluido. La inversión no es escandalosa y el rebote de prensa bastante conveniente. Además, el proyector queda o se vende luego. El contenido es gratis. Y mejor aún si pongo ciertas reglas. Digamos que el espectador es engatusado por el siempre acogedor olor del pollo a la brasa y se pide un cuarto de pollo. Ganancia, ganancia y más ganancia. Todo acompañado de promoción, promoción y más promoción. Y si les gusta el pollo, pues fidelización, fidelización y más fidelización.

Una cadena de pollerías como Roky’s no podría ser más asolapada y al menos fijar un premio. Porque ojo hasta ahora no lo hay. Sólo un certificado de participación en dicho festival y un reconocimiento especial al participante de mayor aceptación en el público. ¿Reconocimiento especial? ¿De qué reconocimiento estamos hablando? ¿Un diploma más bonito? ¿Una porción de papas fritas? ¿Dos palitos de anticucho? ¿El trofeo el Pollo de Oro? No se pasen, pues. Disculpen, pero así como están planteadas las cosas no me parece algo que incentive el cine.

Es posible que en todos los casos mencionados, la intención sea buena, pero si es así, creo que hay formas de apuntalar ese incentivo de mostrar el arte sin dejar de lado el tema de derechos o regalías. ¿O acaso cuando los cortos se exhibían en los cines, una parte de la entrada no era para los productores de éstos?

Pecando de repetitivo, acepto y admiro un esfuerzo cultural y sin fines de lucro como "La Noche de los Cortos”, pues se convierte en una buena vitrina para los jóvenes cineastas. Tanto así que la creación de un Festival dentro del mismo ciclo de exhibición se hizo inmediata y ahora es de nivel internacional. Y todo empezó con una idea personal y bien intencionada que ha logrado posicionarse. Entonces porqué una empresa consolidada (como Roky's o TV Perú) no puede hacerlo, promocionándose (estaría en su derecho), sin acomodarse a la ingenuidad de muchos jóvenes cortometrajistas. Una cosa es un concurso o una muestra al margen de una marca y otra el buscar contenido o promoción valiéndose del trabajo de otros. Así, volvemos al principio, señores: Estudiar comunicaciones, trabajar en medios audiovisuales, hacer cortos o largometrajes es un trabajo y como todo trabajo debe ser remunerado. Es urgente inculcar esto a los nuevos comunicadores audiovisuales, cineastas, productores. Así evitaríamos tantos universitarios trabajando como practicantes, sin siquiera recibir una mínima remuneración que cubra al menos sus pasajes o su almuerzo (si no me creen, pregunten cuando gana un practicante en Panamericana TV… ¿Adivinaron? pues NADA).

Acá se han acostumbrado a que todo parezca ser un favor. O sea… “como nadie quiere exhibir tu trabajo… yo sí te lo paso… pero ojo no me pidas nada a cambio… esto es un favor que yo te hago así que no te me pongas exigente”. Jóvenes hipnotizados por paladines del cine peruano, que finalmente sacan provecho, sin querer queriendo, del “trabajo” ajeno. Finalmente si alguien quiere compartir su trabajo, pues hay otros mecanismos. Júntense, interesen a un local, alquilen un proyector, pidan uno prestado, vendan su corto por Internet. Traten al menos de ganar o recuperar algo de lo invertido. Hacerlo no los va a hacer menos artistas. Por el contrario. Ganar dinero no es venderse al sistema o comercializarse, es incentivar el orgullo por nuestra profesión. Si logramos vivir de ella, produciremos más y más cortos y de allí más y más largos. Ganaremos experiencia y, ¿porque no? invertiremos de la nuestra para la creación de una industria.

Un dato adicional: Una empresa de telefonía actualmente lleva y exhibe, como parte de su campaña de marketing y promoción, películas peruanas en lugares donde no existen cines (digamos, un “Nómadas” con interés promocional). Hace un tiempo un buen amigo me comentó la idea y yo le expliqué mi posición como cineasta. Luego de varios meses, cuando el proyecto se puso en marcha, este amigo me llamó para comprar los derechos de “Talk Show” y así poder exhibirla. Sí, esta empresa compró los derechos de la película por un número determinado de exhibiciones. Otras películas peruanas también fueron adquiridas. Como ven, hacer negocio no es imposible. Que el cine sea un arte no quiere decir que se deba trabajar por amor al arte.

Foto 1: Cadena de favores: Pensar que el cine peruano depende de los favores que algunas personas nos puedan hacer, es realmente un error. Nadie dice que la ayuda es mala, pero debemos entender que el cine necesita de un soporte económico y no sólo vivir de supuestos favores.

Foto 2: Practicantes: Los enfermeros de "Scrubs", la divertida serie norteamericana, ascienden posiciones y se convierten en profesionales con una remuneración que se incrementa año a año.


Foto 3 y 4: Jóvenes talentos: Hacer un corto en el Perú demanda mucho esfuerzo. Valorar esto es tratar de recuperar lo invertido y si es posible ganar algo. Eso traería continuidad. Algo que deberían tener en cuenta tanto los cortometrajistas como las empresas que desean difundir sus trabajos en pos de alguito de promoción.


► Leia mais...

NO ME ACUERDO


Luego de tres películas, finalmente Jason Bourne parece recordar todo sobre su pasado en “Bourne: Ultimátum”, actualmente en cartelera. Buen momento para que, aunque suene contradictorio, recordemos algunas películas que tienen que ver con la pérdida de la memoria. Definitivamente hay muchas más, incluyendo esas en donde los personajes recuerdan todo, pero prefieren hacerse los locos. Sin embargo, como siempre, esta es una lista absolutamente personal. Si omití alguna película es que consideré a otros títulos como más representativos, quizás no la he visto o simplemente me olvide de ella. Disculpen, la memoria es frágil. Quienes quieran refrescarla, bienvenidos.

10. MUERTO OTRA VEZ: Gran actor y director, Kenneth Brannagh realizó su segunda película “Muerto Otra Vez”, contando nuevamente con su entonces esposa Emma Thompson (participó en “Henry V”). Se trata de un laberíntico relato sobre pérdida de memoria y reencarnación. Thompson es Grace, una mujer víctima de amnesia que tiene sueños recurrentes de una vida pasada, en donde es asesinada cruelmente por su esposo. Brannagh es el investigador que trata de resolver el misterio, involucrándose sentimentalmente con ella, sin sospechar que ambos están a punto de repetir la trágica historia que Grace revive en sueños. Una película ampliamente recomendable. Recordemos que este año Brannagh estrena “Sleuth”, el esperado remake de la película dirigida por Joseph L. Mankiewicz, esta vez con Jude Law y Michael Caine en los papeles protagónicos.



09. EL VENGADOR DEL FUTURO: Arnold Schwarzenegger quiere unas vacaciones y no tiene mejor idea que implantárselas en la memoria. El problema es que al someterse a esto, sus recuerdos son agitados y se da cuenta de que no es quien cree ser. Se inicia así una alucinada búsqueda de la verdad, que incluye un rápido y tajante divorcio de su esposa de mentiritas Sharon Stone. Una aventura de ciencia ficción, muy bien llevada por Paul Verhoeven, quien realizó otras buenas películas como “Robocop”, “Bajos Instintos” y “Starship Troopers”. Lo más reciente de Verhoeven es “The Black Book”, realizada en su natal Holanda. Actualmente dirige “Azazel” con Milla Jovovich.



08. ABRE LOS OJOS / VANILLA SKY: Alejandro Amenábar llamó la atención de muchos con “Tesis”, pero su gran salto internacional fue “Abre los Ojos”. Eduardo Noriega es César, un joven que luego de un accidente automovilístico queda desfigurado, viendo truncado su amor por la bella Sofía (Penélope Cruz). Un giro inesperado hace que ella lo rescate de la depresión total y que inesperadamente su vida se torne demasiado perfecta para ser cierta. Dicho esto, la pesadilla empieza y César pronto se dará cuenta de que su vida perfecta sólo está en su cabeza. Todo lo demás, lo malo y lo trágico, ha sido borrado y cambiado por recuerdos creados por ordenador. Entre quienes se interesaron en la película estaban Nicole Kidman (quien sería dirigida por Amenabar en “Los Otros”) y Tom Cruise, quien compró los derechos e hizo su propia versión: “Vanilla Sky”. Para ella convocó a su amigo y gran cineasta Cameron Crowe, quien se apropió de la historia. Confieso que en un primer momento, la versión de Crowe no me entusiasmaba demasiado, pero a medida que ha pasado el tiempo ha ganado mucho. Sobre todo, en lo que respecta a su banda sonora, la propia cosecha de Crowe, que hacen que la cinta se desprenda en muchos aspectos de la cinta original. Ambas películas funcionan y en ambas aparece la bella Penélope Cruz.





07. EL HIJO DE LA NOVIA: Gran película argentina con Ricardo Darín como Rafael Belbedere, el dueño de un restaurante, quien cansado y con miles de problemas, entre sentimentales y económicos, decide venderlo. Su vida cambiará cuando su padre (Hector Alterio) le anuncie que desea cumplir un viejo sueño de su madre: casarse por la iglesia. Ella está recluida en un centro de reposo y padece de Alzheimer, lo que ocasiona que poco a poco vaya perdiendo la memoria. Dirigida por Juan José Campanella, se trata de una cinta encantadora. De esas que los críticos llaman despectivamente “condescendiente”. Pero también la vida tiene finales bonitos. A veces creo que muchos críticos olvidan o esquivan los buenos momentos que seguramente ellos mismos tienen.



06. ROBOCOP: Nuevamente Paul Verhoeven detrás de una historia futurista, con una suerte de criatura (a lo “Frankenstein”) creada por una enorme corporación encargada de la seguridad de la ciudad. Mitad humano, mitad robot, Robocop ha sido construido teniendo como base el cuerpo del malogrado oficial Murphy, quien fuera masacrado por una horda de sádicos criminales. Aunque supuestamente sus recuerdos deberían estar perdidos, Murphy poco a poco irá recordando su vida humana, tratando finalmente de convencer a sus superiores que dentro de esa feroz maquinaria, plagada de metal, poleas y armas, aún existe un hombre capaz de decidir por si mismo. Brillante.



05. IDENTIDAD DESCONOCIDA: El título original fue “The Bourne Identity” (“La Identidad de Bourne”) y obviamente nos presentaba por primera vez al implacable Jason Bourne (Matt Damon), quien aparece flotando en medio del océano sin atisbos de memoria. Encontrar su identidad es ahora algo trascendental y sería sencillo si no fuera porque Bourne será perseguido por profesionales asesinos contratados por las más altas esferas del gobierno. Bourne no tendrá más remedio que defenderse con todas sus armas. Y como ser una maquina de matar es como montar bicicleta, es decir, es algo que no se olvida, Bourne no permitirá que lo atrapen tan fácilmente y dará la lucha. Intensa cinta dirigida por Doug Liman que cuenta con una soberbia actuación de Matt Damon. Luego llegaría “La Supremacía Bourne” en la que el protagonista continúa tratando de recordar, algo que en la tercera parte, “Bourne: Ultimátum”, finalmente logra, con todas las consecuencias que esto arrastra. Ambas películas fueron dirigidas por Paul Greengrass, el mismo de la impresionante “Vuelo 93”.



04. MULLHOLLAND DRIVE: Una pesadilla surrealista elucubrada por el genio de David Lynch. Rita (Laura Harring) es una mujer que sobrevive a un accidente automovilístico. Ella pierde la memoria y llega hasta donde Betty (Naomi Watts), una aspirante a actriz con quien inicia una inquietante relación. Lo que sigue es una real pesadilla, en la que realmente no interesa el argumento si no las sensaciones que el director David Lynch nos transmite. Alucinada y perturbadora, “Mullholand Drive” (acá fue titulada “El Camino de los Sueños”) es una película valiosa y absolutamente fuera de lo común. De lo mejor de la filmografía de David Lynch, realizador de películas como “El Hombre Elefante”, “Terciopelo Azul”, “Wild At Heart”, entre otras. Ojo con la impresionante actuación de Naomi Watts.



03. ETERNO RESPLANDOR DE UNA MENTE SIN RECUERDOS: Un talentoso equipo reunido para una película única. “Eterno Resplandor…” es la historia de Joel Barish, quien acongojado por el rompimiento con su novia Clementina y su decisión de olvidarlo completamente, resuelve someterse a una extraña operación que hará que los malos recuerdos provocados por su ruptura sean eliminados. El problema es que durante el proceso, los buenos momentos también se evaporan, algo que en el camino Joel tratará de evitar, luchando con su subconsciente y tratando de mantener inalterable su memoria. Una película tan brillante como delirante. Actuaciones absolutamente extraordinarias, con un Jim Carrey contenido y tímido demostrando lo buen actor que es y una adorable Kate Winslet en vertiginosa interpretación.



02. RECUERDA: Hitchcock en su máximo esplendor. El Dr. Edwards (Gregory Peck) llega hasta una institución mental como reemplazante del renombrado Dr. Murchinson. La Dra. Constance Peterson (Ingrid Bergman) lo recibe y pronto se siente atraída por su colega. El problema es que el Dr. Edwards no es quien dice ser, pues se trata de un impostor que sufre de amnesia. Ya enamorada, la Dra. Peterson decide ayudarlo a recuperar la memoria, pero todo se complica cuando la policía encuentra el cuerpo sin vida del verdadero Dr. Edwards. Como de costumbre el director Alfred Hitchcock nos envuelve en una increíble intriga, plagada de sobresaltos y grandes momentos. Uno de ellos, y uno de los más famosos, es la onírica secuencia, diseñada por Salvador Dalí.



01. AMNESIA: Imposible no recordar esta película cuando se habla de amnesia. No solamente porque fue el título que se le dio en español, si no porque “Memento” (su título original) es una de las que mejor ha tratado el tema de la perdida de la memoria. En realidad, y pese al título en español, Leonard (Guy Pearce) aclara, en un momento del film, que no padece de amnesia, si no de una rara enfermedad que le provoca que cada corto periodo de tiempo se borre irremediablemente su memoria. Para contrarrestar esto, toma fotos y se tatúa el cuerpo con palabras que lo mantengan atento y al tanto de lo que le pasa a cada instante. Pero lo realmente extraordinario de esta película es que está narrada al revés. Es decir, el director Christopher Nolan nos muestra y descubre los sucesos bajo el punto de vista de Leonard. Sabemos tanto como él y nos percataremos de la intrincada trama sólo viendo el final de la película, que en realidad es el comienzo de la historia. Es cierto, tenemos que estar atentos a todo, pero todo está tan bien hilvanado que es imposible desprenderse de la pantalla. Guy Pearce, Carrie Anne Moss y Joe Pantoliano colaboran entregando sensacionales actuaciones. De visión obligatoria.


► Leia mais...

EL CINE QUE LES GUSTA A MIS HIJOS (PARTE 1)


Es raro ver los distintos gustos de mis hijos en cuanto a películas. Podría pensarse que teniendo un padre absolutamente fanático y apasionado por el cine, es imposible que ellos vivan alejados de la pantalla grande. Pues felizmente (y lo digo no porque sea malo sino por la absoluta independencia y total seguridad que tienen de elegir) no todos son entusiastas acérrimos del séptimo arte. El cine siempre ha estado allí, pero cada uno tiene una forma distinta de acercarse a él, de disfrutarlo.

EPISODIO 1: ALAIN Y LO QUE NO LO ABURRE

Alain tiene 16 años y casi nunca, por no decir nunca, va al cine. Mientras algunos en casa nos emocionamos por la llegada a las salas de “Los Simpsons”, “El Hombre Araña 3” o “Duro de Matar 4”, Alain vive relajado pensando en su próximo partido de fútbol, su campeonato de Counter Strike, la fiesta del fin de semana o en su enamorada. Ninguna película lo perturba, ningún estreno le produce ansiedad o necesidad por correr al cine. Vive tranquilo, no se estresa. Total, después puede ver cualquier película cómodamente en casa, gracias al DVD.

No es que no le guste el cine, simplemente para él es una diversión más, como lo es jugar Playstation o hacer las más inusitadas bromas. Su acercamiento es el de un espectador en busca de entretenimiento. Le gusta reírse, divertirse. No sabe de críticas y puede dormirse con total libertad en el cine viendo “X-Men” si siente que hay momentos aburridos. Para un crítico o cinéfilo pomposamente artístico, puede ser motivo absoluto de espanto. “Por eso el cine está como está”, dirían. Pues sí, Alain es mayoría. ¿Pero eso es realmente malo? Si bien uno lamenta que la existencia y apertura de más salas de cine no haya sido proporcional a la variedad de nuestra cartelera y que el monopolio de las distribuidoras gringas sea exagerado, no podemos negar que el cine es un negocio y que las leyes de la oferta y la demanda deben ser aplicadas. No defiendo a las distribuidoras (falta poco para contar mi experiencia con una de ellas), pues sus exigencias, manipulación y coacción son cosa de todos los días. Los exhibidores "probablemente " no tengan más remedio que ceder. Sin embargo, las películas en su mayoría están hechas para el público y no para los críticos. Un público que va al cine, despojado del análisis y buscando simplemente miedo, risa o llanto. Es decir, emociones.

Alain quiere reírse. Si la película lo logra, será sin duda una de sus favoritas. Para él las películas se dividen en divertidas y aburridas. No hay más. Su aproximación es sincera y sin poses “culturosas”. Es lo suficientemente inteligente y seguro como para decir, con absoluta honestidad y sin artilugios de por medio, si algo le gusta o no (una lección que he aprendido y que recomiendo a muchos críticos tomar en cuenta). Entre las muchas cintas que revisa constantemente con una amplia sonrisa están “Pelotas en Juego”, “Zoolander”, “Johnny English”, pero también “Gol” por razones netamente futboleras (la primera parte, pues la segunda le aburrió). Pero si hay dos películas que prefiere estas son “Starsky & Hutch”, con Ben Stiller y Owen Wilson, y “Escuela de Rock”, la comedia de Richard Linklater con Jack Black. Las disfruta, se ríe de buena gana y cada que puede las comparte con sus amigos. No le interesa el Oscar, las estrellitas de El Comercio, la crítica de El Placer de los Ojos, la de El Domingo de La República o la de algún blog concienzudamente cinéfilo (probablemente ni sabe que existen y si lo sabe no le importa). Sus gustos son así, sin influencias mías o ajenas y probablemente no cambiarán nunca. Ojalá... Continuará.
► Leia mais...

SOUNDTRACK DE LA SEMANA: MI GENTE - MARC ANTHONY



Mucha controversia ha traído el estreno de "El Cantante", el biopic sobre el salsero Hector Lavoe, protagonizado por Marc Anthony y Jennifer López. Desde un comienzo, muchos no vieron con buenos ojos este proyecto, realizado a mayor gloria de la pareja protagónica. No por nada J. Lo es también productora del film.

Entre quienes han levantado su voz de protesta están el salsero Willie Colón, quien ha lamentado que los realizadores hayan hecho una película sobre "puertorriqueños drogadictos". La propia hija de Lavoe, Leslie Pérez, ha expresado su malestar, al sentirse herida por la manera en que la cinta presenta todo lo negativo de su padre. Cheo Feliciano, Ismael Miranda y Domingo Quiñones, los dos últimos con apariciones especiales en el film, son otras personalidades que han criticado duramente el biopic, afirmando que a los productores se les fue de las manos.

En todo caso, el cargamontón salsero debe haber servido para alimentar la curiosidad de muchos por "El Cantante". Por ahí se mencionaron posibles nominaciones al Oscar, pero el tiempo se ha encargado de diluir estas especulaciones. Lo cierto es que las críticas han sido mixtas y dos de ellas me parecieron bastante divertidas: Elizabeth Weitzman del New York Daily News, afirma que la película no debió llamarse "El Cantante" sino "La Esposa", debido al excesivo protagonismo de Jennifer López. Por su parte Roger Ebert ha dicho que los productores aún no logran responder una pregunta crucial: "¿Porqué necesitamos ver la película y no sólamente escuchar la música?".

Sea como fuere "El Cantante" debería llegar pronto a nuestras salas y despejar así nuestras dudas sobre este esfuerzo personal de la pareja López - Anthony. Por lo pronto aquí está el video de "Mi Gente", tema del "cantante de cantantes" en la voz de Marc Anthony.
► Leia mais...

MORIR DE AMOR


La infidelidad, la codicia, los celos. Algunos sentimientos que pueden tener resultados desastrosos. Si no pregúntenle a Anthony Hopkins, quien en “Crimen Perfecto”, asesina a su infiel esposa e inicia un truculento juego del gato y el ratón con el abogado interpretado por Ryan Gosling. Buen motivo para recordar otros apasionados asesinatos. He considerado a los que de una u otra forma son crímenes que implican a una pareja, sea dentro o fuera del matrimonio. Quizás sea por eso que películas como “Bajos Instintos” o “Profundo Carmesí”, tan diferentes como pasionales, no figuran en la lista. Es cierto, muestran parejas envueltas en asesinatos, pero quienes son las víctimas o blancos de los crímenes son otros. La lista es extensa y faltan muchos títulos ("Cuerpos Ardientes", "Simplemente Sangre", "El Imperio de los Sentidos", "Amantes" entre las que recuerdo y por no tenerlas tan frescas en mi cabeza quedaron fuera, motivo suficiente para darles una urgente revisada). Aquí diez, de muchos, crímenes pasionales en el cine.

10. Bajo la Piel: El policía Jose Luis Ruiz no puede controlar sus celos y en un arrebato asesina al galán del pueblo Diego Bertie, hijo además del poderoso alcalde. Y todo por la bella española Ana Risueño, quien no sospecha que su desinhibida afición por el sexo desencadenará la muerte del joven. Desde mi modesto punto de vista, la mejor película de Francisco Lombardi y probablemente del cine peruano.



09. Deseo y Decepción: Phil Joanu es un gran director. Sus primeras películas, “U2: Rattle and Hum”, “Tiro de Gracia” y “Deseo y Decepción” lo demostraron con creces. En la última mencionada, Richard Gere se enamora de Kim Basinger, hermana de su paciente Uma Thurman. El problema es que la Basinger está casada con el violento Eric Roberts y en un ataque de ira lo termina asesinando con una pesa. Un homenaje al cine de Alfred Hitchcock plagado de giros inesperados. Una lástima haber perdido de vista los nuevos trabajos de Joanu. Para redescubrirlo.



08. El Cartero Llama Dos Veces: En 1946, Tay Garnett dirigió la primera versión del libro de Jamen M. Cain, con Lana Turner como la sensual Cora, mujer que decide asesinar a su esposo Nick Smith (Cecil Kellaway) con la ayuda de su amante y empleado de Smith, Frank Chambers (John Garfield). Cine negro puro y uno de los títulos más representativos del género. En 1981, Bob Rafelson dirigió una segunda versión, brillante y carnal, con Jessica Lange como la ahora sexual Cora y Jack Nicholson como Frank. La película se convirtió en un éxito, reactualizando la historia y dotándola de un candente erotismo. La escena del primer encuentro sexual entre Nicholson y Lange en la cocina ha pasado a la historia.



07. Match Point: En “Match Point”, Woody Allen sólo dirige y aunque la historia es bastante parecida a “Crímenes y Pecados” (citada más adelante), el talento del director neoyorkino sabe como entregarnos una nueva obra maestra. Jonathan Rhys Meyer es un instructor de tennis que se casa con la multimillonaria y conservadora Emily Mortimer. Ella le permite un futuro estable, social y económicamente hablando. La parte pasional la encuentra en Scarlett Johansson, con quien vive un intenso romance. El problema es que Scarlett le exige exclusividad, si no revelará la verdad a su esposa. Ya sabemos lo que le pasa.



06. Star 80: Bob Fosse (“Cabaret”, “Lenny”, “All That Jazz”) es uno de los directores que más admiro y “Star 80” fue su última película. La cinta narra la historia real de la conejita Playboy, Dorothy Stratten (Mariel Hemingway), asesinada por su enloquecido y celoso esposo Paul Snider (Eric Roberts). Una película con grandes momentos (la escena del asesinato es sobrecogedora) y una muestra del talento de Fossé.



05. Sospecha: Como buen maestro del suspenso, el gran Hitchcock mostro varios crímenes o intentos de asesinatos pasionales (“Vértigo”, “Extraños en un Tren”, “La Llamada Fatal”). En realidad podríamos hacer una lista sólo de películas de Hitchcock que involucren este tema. De todas ellas escojo “Sospecha” porque su argumento me parece perfecto con el tema de la lista: Joan Fontaine se casa con el elegante caballero Cary Grant. No pasa mucho tiempo y ella empieza a sospechar que su marido la quiere asesinar. Hitchcock se las arregla para que el espectador también desconfíe y Cary Grant colabora en eso con una actuación tan ambigua como brillante. Joan Fontaine ganó el Oscar por su papel de la mujer trastornada con la idea de convertirse en víctima. Una obra maestra.



04. Double Indemnity: Nuevamente los amantes queriendo deshacerse del marido. Esta vez son Neff (Fred MacMurray) y Phyllis (Barbara Stanwyck), quienes planean el crimen perfecto. No sólo se trata de asesinar al esposo, si no también de cobrar la indemnización, la cual sería doble si muere en un tren. El gran Billy Wilder nos introduce en un espiral de engaños y situaciones intensas, en donde dos personas aparentemente comunes se encuentran con lo peor de sí mismos. Edgard G. Robinson es Barton, el jefe y consejero de Neff, quien además estará a cargo de la investigación. Una joya del cine.



03. Crímenes y Pecados: Woody Allen realizó dos películas notables sobre el mismo tema. Primero fue “Crímenes y Pecados” donde el prestigioso oculista Martin Landau tiene una vida aparentemente afortunada. Es un profesional reconocido y tiene una familia absolutamente sólida. Sin embargo, esconde un secreto: una amante. La interpreta la notable y enloquecida Angelica Huston, quien exige al doctor que ponga fin a su matrimonio y se vaya a vivir con ella. Atrapado ante el chantaje, el desesperado hombre decide asesinarla. Landau fue nominado al Oscar. Woody Allen (también nominado como director y guionista) actúa como protagonista del segundo hilo argumental, bastante más ligado a la comedia, pero igualmente genial.



02. Prick Up Your Ears: Uno de los primeros y más admirados trabajos de Stephen Frears (“Relaciones Peligrosas”, “Héroe Accidental”, “Alta Fidelidad”, “La Reina”). Narra la vida y muerte del escritor británico Joe Orton, quien con un talento innato logra destacar sobre su pareja y casi mentor, el aplicado Kenneth Halliwell. Los celos profesionales y pasionales provocan finalmente el asesinato del prolífico y libertino Orton a manos de su amante. Gary Oldman (el “Drácula” de Coppola) es el encargado de interpretar al exitoso escritor mientras que Alfred Molina (el Octopus de “Spiderman 2”) es su infortunado compañero. Actuaciones brillantes, que incluyen la aparición de Vanesa Redgrave en esta impresionante película.



01. Sunset Boulevard: Definitivamente algo anda mal en la cabeza de Norma Desmond, una ex estrella del cine mudo que contrata al guionista Joe Gillis para que reescriba su guión de Salomé, su supuesto glorioso retorno al cine. Gillis, un escritor venido a menos, acepta y le sigue el juego a la estrella en decadencia. Tanto que ella se enamora. El problema es que él está interesado en la joven Bettie Shaefer. Norma no puede tolerar la supuesta traición y antes de que Joe la abandone a su suerte, con el guión a medio camino, prefiere dejarlo flotando en la piscina. Una obra maestra absoluta protagonizada por William Holden (Joe), Gloria Swanson (Norma) y Nancy Olson (Betty). Además el genial director Erich Von Stroheim interpreta al mayordomo de la Sra. Desmond y Buster Keaton, Cecil B. DeMille y la columnista Hedda Hooper aparecen en breves cameos. El director es el gran Billy Wilder, uno de los más grandes artistas que ha dado el cine, director de “Double Indemnity”, “Una Eva y Dos Adanes”, “El Apartamento”, entre muchas otras obras maestras.

► Leia mais...

SOUNDTRACK DE LA SEMANA: WHEN THE GOING GETS TOUGH, THE TOUGH GETS GOING - BILLY OCEAN

video

Cuando Michael Douglas, Kathleen Turner y Danny De Vito ya eran estrellas se reunieron por segunda vez para la filmar la secuela de su éxito "Romancing The Stone". Ambas películas seguían las aventuras del audaz Jack Colton (Douglas), suerte de Indiana Jones moderno enamorado de la escritora Joan Wilder (Turner), y usualmente enfrentado al ladronzuelo Ralph (DeVito), quien finalmente terminaba ayudándolo.

La segunda entrega se tituló "La Joya del Nilo" y en ella Billy Ocean, cantante muy de moda en los años ochenta gracias a temas como "Caribbean Queen", "Loverboy" y "Suddenly", puso la voz a la canción principal que tenía un título bastante largo: "When the Going Gets Tough, The Tough Gets Going". Una divertida canción que tuvo un video que me llamó mucho la atención.

El concepto era bastante sencillo: Billy Ocean cantaba acompañado de una gran banda (que simulaba el concepto de las big bands). A un lado del escenario, y eso era lo realmente entretenido, Michael Douglas, Kathleen Turner y Danny DeVito aparecían bailando y cantando, perfectamente vestidos de blanco, convertidos en el coro.

Repito, en ese momento todos eran figuras estelares y bastante respetadas, que se prestaron gustosos a la broma y, obviamente, a la promoción de la película. Aquí está el video de Billy Ocean con sus tres invitados estelares: Douglas, ganador del Oscar como actor y productor, Danny De Vito, nominado como productor, y Kathleen Turner nominada como actriz. Una lección de que no hay que tomarse tan en serio eso de la fama y el estrellato.
► Leia mais...

GOLPE AVISA


Uno de los recuerdos más delirantes e hilarantes de mi adolescencia tiene que ver, aunque parezca extraño, con el golpe que un amigo le propinó a una mujer. De hecho hasta ahora me es difícil contener la risa cada vez que me acuerdo. Y no es que sea sádico o disfrute de maltratar mujeres. Nada de eso.

Sucede que hace varios años, un fin de semana que descansábamos del rigor del colegio, salimos con Roberto, gran compañero de aventuras adolescentes hoy radicado en los Estados Unidos, entusiasmado de conocer a una chica que nos iba a presentar mi buena amiga Ángela. Al igual que yo, Ángela estudiaba en La Recoleta y era una de las mejores amigas de Gisela, mi más tortuoso amor de colegio. Desde Tercer Año de Secundaria estuve silencioso detrás de Gisela. La verdad nunca me mandé. Presiento que ella sabía perfectamente lo que sentía y hasta ahora debe preguntarse porqué no me declaré. La respuesta es muy simple: timidez que ni siquiera pude vencer durante mi fiesta de Pre Prom, en la cual Gisela fue mi pareja.

Probablemente Ángela tampoco entendía como cada mes me auto flagelaba pensando en su amiga. Y como suele suceder, mientras la adoración a Gisela disminuía mes tras mes (o quizás año tras año), mi amistad con Ángela se afianzaba. Alguna vez se la presenté a Roberto, quien hasta hizo el intento de enamorarla. No era para menos, Ángela es una bella mujer en todos los sentidos. Tenía un hermoso rostro, dulce y tierno. Además poseía una inteligencia y carisma que permitía intensas y divertidas conversaciones.

Ese fin de semana habíamos acordado salir. No recuerdo bien cuales eran los planes, pero el hecho es que nos encontramos en el Centro Comercial Higuereta. Llegó no con una sino con dos amigas, no muy agraciadas para ser franco, lo que resultó un problema. No por lo poco agraciadas de las dos chicas, sino porque Roberto y yo no sabíamos como lidiar con una salida con tres chicas. Siempre fuimos unos galantes caballeros que corríamos con los gastos de nuestras invitadas. Pero ahora que eran tres ¿qué hacíamos? Si íbamos al cine ¿cómo nos dividíamos las entradas? ¿Quién invitaba a quién? Lo mismo en una heladería, sanguchería o restaurante.

Decidimos pasear mientras pensábamos en algo, pero el Centro Comercial, digamos, no era un emporio de divertimento. Ángela no parecía estar incómoda, tenía la suficiente personalidad como para seguirnos el juego. Mientras, sus amigas se distanciaban y demostraban que además de poco agraciadas no eran muy carismáticas que digamos. Con Ángela no había necesidad de ir a algún lugar, con ella siempre había algo de qué conversar.

Finalmente luego de dar vueltas por unas horas nos sentamos en las escaleras del Centro Comercial. Yo estaba parado en los primeros escalones conversando. Ángela estaba a mi lado y un poco más arriba Roberto contribuía en la charla. Sentadas algunas gradas más arriba estaban las amigas. No colaboraban mucho en la conversación, pero allí estaban. De vez en cuando cuchicheaban entre ellas y poco a poco la situación se torno un poco incómoda. No había química.

Por alguna extraña razón, pronto mi conversación sólo era con Ángela. Roberto se había quedado callado. Yo lo miraba de reojo extrañado y hasta pensé que se había molestado por algo que dije. De repente aún sentía algo por Ángela y pensaba que yo lo estaba atrasando. Me pareció extraño. Lo cierto es que por varios minutos Roberto permaneció en silencio. Se apoyaba en el pasamano de la escalera y lucía incómodo. Pasaron los minutos. Las chicas hablaban entre ellas y yo intervenía de vez en cuando. Pero no tenía ningún apoyo. Era momento de cambiar de escenario y aprovechar un descuido de las chicas para reclamarle a mi amigo por su sepulcral silencio. Roberto sonreía, pero no se movía. Se mantenía agarrado del pasamano como si se tratará de un preciado bien. Le insistí para ir a tomar algo. Teníamos sed. Nada. Finalmente Ángela insistió y entonces lo más inesperado sucedió:

El brazo de Roberto dejó de sujetar el pasamano y ferozmente arremetió contra el rostro de una de las amigas que, recordemos, estaba sentada unas gradas más arriba. Un manotazo en la cara que resonó en todo el Centro Comercial. Porque no estoy hablando de un golpecito o un simple lapo. Fue un manazo que tumbó a la pobre chica hacia un lado de las escaleras. Ángela y su otra amiga no entendían nada. Estaban desencajadas. Yo, en cambio, no pude contener la carcajada. Lo extraño de la actitud de Roberto me había hecho estar atento a sus acciones, por lo que me di cuenta inmediatamente de lo que había sucedido.

Hagamos un breve flashback para explicarlo todo. Roberto estaba muy tranquilo conversando. Nada indicaba algún malestar en él. Mientras conversaba metía su dedo índice en un pequeño agujero que había encontrado en el pasamano. Lo metía y lo sacaba, lo metía y lo sacaba. Una y otra vez, casi involuntariamente mientras conversaba. De repente se quedó callado. No hablaba. Pronto lucía incómodo.

Yo seguía conversando y no me percataba de lo que sucedía. Cuando Ángela insistió en tomar algo, observé que Roberto sudaba frío. Algo andaba mal. Luego de mucho jugueteo, su dedo se había quedado atascado en el agujerito. Su índice estaba atrapado. Habían pasado varios minutos y todos los intentos por liberarlo habían sido inútiles. La desesperación se apoderaba de Roberto. Probablemente imaginaba a Ángela aceitándole el dedo o a todos jalándolo al grito de ¡uno… dos… y tres!… o quizás hasta se veía dentro de una ambulancia con un pedazo de pasamano a su lado. ¿Quién sabe? Sea como sea, tener atrapado un dedo en un minúsculo e intrascendente agujerito era a todas luces sinónimo de un papelón.

A esa edad, lo principal era evitar la vergüenza. Sobre todo si estas frente a tres chicas. Por eso entiendo la decisión de Roberto de sortear el bochorno. Así, asolapadamente concentró toda su energía en su brazo. Entonces dio un gran tirón. Le puso mucha energía, quizás demasiada, y pronto su índice volvió a sentirse libre. Seguramente Roberto esbozo una sonrisa al ver su dedo liberado. Una sonrisa que debe haber durado menos de un segundo, pues su brazo salió incontrolablemente disparado directo hacia el rostro de una de las chicas, quien enfrascada en una charla tan amena como superflua, no llegó a adivinar el descontrolado golpe que se acercaba. La inesperada mano de Roberto terminó, de lleno y sin nada que la detenga, en el distraído rostro de la chica. Parafraseando a la serie Batman: ¡Swack! ¡Pum! ¡Kaboom!, y la joven yacía tumbada en el suelo, adolorida y sin saber que había sucedido. Ángela y su suertuda amiga (por haber escogido una mejor ubicación) trataban de ayudarla sin entender.

Pese al tiempo transcurrido, yo recuerdo la escena como si fuera ayer y quizás por eso hasta hoy la risa se me hace incontrolable. Recuerdo claramente el golpe y la posterior reacción de Roberto, tratando de dar explicaciones: “Disculpa, es que mi dedo estaba atracado en el huequito”. Difícil contener la risa. Es cierto, a la afectada no le debió causar gracia (aunque el tiempo se encarga de sanar heridas), pero la verdad es que yo tuve que esconderme debajo de las escaleras para literalmente llorar de risa. Por más que Roberto me suplicaba que dejara de reír, las risueñas convulsiones que me provocaba (o más bien me provoca) la frase “Disculpa, es que mi dedo estaba atracado en el huequito” fueron simplemente incontrolables. De hecho se prolongaron algunas horas más (y meses… y años… y décadas). Es más, presiento que más que el golpe, fue esa incontrolable risa la que dio por finalizada nuestra reunión con las chicas.

Nunca más supe de las amigas, pero espero que el golpe no haya dejado huella. A Ángela me la encontré hace ya varios años en San Borja. Yo recién llegaba de Chile y hacía taxi para juntar un poco de dinero. Siempre caballero, no le cobré. En cuanto a Roberto viene de vez en cuando a Lima. Hace un par de años estuvo por mi casa e inmediatamente recordamos el hecho. Me imagino que es difícil borrar una situación así. Lo bueno es que ahora él tampoco puede contener la risa.

Foto 1: Chica Terremoto: Los ganadores del Oscar, el maestro Clint Eastwood y la bella Hillary Swank en "Million Dollar Baby", una extraordinaria película en la que Eastwood enseña a Swank como esquivar algunos golpes.

Foto 2: Jugueteando: Anónimos amigos jugando a la peleita. Al menos la coreografía está bien planteada.
► Leia mais...

"Para mi, el cine son cuatrocientas butacas que llenar". (Alfred Hitchcock)

Música de un Cabeza Hueca

Twitter

Páginas Webs Preferidas

Las Horas Perdidas

Expediente Cine

IMDb News

Movieweb

Cinencuentro

Trailers Blog

FOTOS "TALK SHOW"

Videos "Talk Show"

Loading...

Videos "El Sexo Perfecto"

Loading...
 
▲ TOPO ▲