COMO UN ROLLING STONE

Varias recientes entrevistas por el 40 aniversario de la Rolling Stones llamaron mi atención. Principalmente dos vinculadas directamente con personajes cinematográficos a los cuales admiro. Reproduzco dos momentos reveladores de entrevistas realizadas a Martin Scorsese y Steven Spielberg. Ellas en si mismas son lecciones y consejos para quienes hacen, quieren hacer o simplemente aman el cine. Son declaraciones honestas que demuestran que lo principal en todo esto es hacer lo que a uno le nace, lo que uno siente y quiere.


Martin Scorsese:

"Al principio todos nos moríamos por hacer películas. Sabíamos que el viejo sistema de Hollywood había desaparecido, entonces nos pareció el momento indicado para filtrarnos en el negocio. Francis (Ford Coppola) ya estaba adentro, él era nuestro hermano mayor. Steven (Spielberg) era amigo de George (Lucas), y George colaboraba con Francis, mientras empezaba con sus propios trabajos. Después, ocurrió que mis films no eran tan aceptados como los de ellos, y bien, tuve que aprender a vivir con eso. Dije: "Ok, igual voy a seguir haciéndolos". A veces mis films pueden tornarse poco digeribles, con la violencia, la sangre y demás. Como una vez me dijo un amigo "¿qué esperabas?; si tratas mal a la audiencia nunca va a estar de tu lado". Tengo suerte de haber recibido un Oscar ahora. Gracias a Dios no me lo dieron en los setenta. Entonces no era tan maduro y probablemente hubiera cambiado mi modo de pensar; no hubiera confiado en mi mismo como persona. Era la pérdida del orgullo; una derrota romántica. ¿En qué podía sostenerme por entonces? Las propias películas eran mi alegría de vivir; la locura del momento; esa era la finalidad, no obtener un premio".

Steven Spielberg:

"No debo disculpas a nadie. Lo primero que quise hacer, habiendo recibido esta oportunidad maravillosa de dirigir para Hollywood, fueron cosas divertidas y compartir esa diversión con la audiencia. Tuve la oportunidad de hacer cosas más artísticas, incluso oscuras, pero en general las rechacé porque estuve en un plano distinto toda mi vida. A medida que envejezco siento la responsabilidad y el enorme poder que te da la profesión de realizador. Pero todo viene del mismo lugar de mi interior. Hice "La Lista de Schindler" para los sobrevivientes del Holocausto. Hice "Salvando al Soldado Ryan" para los sobrevivientes de la guerra, como mi padre y lños hombres con quienes se reúne todos los años. En "Munich", hago preguntas sobre la guerra norteamericana contra el terror y la respuesta israelí a los ataques palestinos."

"Todas mi películas están hechas para verse en cine, porque creo en la experiencia social. Creo que la gente la pasa mejor en compañía de extraños." ¿Y qué pasaría si la única opción fuera hacer films para iPod o computadoras? "Modificaría mi enfoque del cine, y buscaría la prepararme para encajar en un formato pequeño. Este negocio hará lo que considere necesario, vaya a hacer lo que te dije o no. Todo se reduce a dónde están las ganacias. Para mí, las películas son una forma de arte en primer lugar. Pero ahora que tengo un estudio, y que llevo 13 años trabajando en Dreamworks, también las reconozco como un negocio que no puedo ignorar".

"Para mi, el cine son cuatrocientas butacas que llenar". (Alfred Hitchcock)

Música de un Cabeza Hueca

Twitter

Buscar este blog

Cargando...

Páginas Webs Preferidas

Las Horas Perdidas

Expediente Cine

IMDb News

Movieweb

Cinencuentro

Trailers Blog

FOTOS "TALK SHOW"

Videos "Talk Show"

Loading...

Videos "El Sexo Perfecto"

Loading...
 
▲ TOPO ▲