Escondido en Brujas: ¿Porqué Un Título Diferente?


Acaba de estrenarse sin mayor promoción una de las películas más cautivantes y originales que he visto en mucho tiempo. Su título es “In Bruges”, cuya traducción literal sería “En Brujas”. Es común en Lima, y en buena parte de Latinoamérica, que los títulos de las películas cambien en pos de atraer público, pero de allí a lanzar una cinta como “In Bruges” con el extraño título de “Unas Vacaciones Diferentes”, sin una promoción debida, pues puede confundir a cualquiera.

Usualmente el título no sólo sirve para vender una película, un libro o un disco. También debe resumir el argumento de la obra y retratar en buena medida su espíritu. Efectivamente en “In Bruges” estamos ante unas vacaciones diferentes, pero diferentes no por diversión o locura. Todo lo contrario, “In Bruges” es una comedia negra, negrísima, pero también un drama sobre dos asesinos a sueldo que son enviados a la ciudad de Brujas en Bélgica a esconderse, confundidos en medio de los turistas. “Escondidos en Brujas” fue el título en otras ciudades. Mucho más adecuado. De hecho la página web en español a la que nos deriva una cadena de multicines es www.escondidosenbrujas.com.


“Unas Vacaciones Diferentes” suena a otra cosa. Al ver el listín cinematográfico, pensé que se trataba de una película juvenil con chicos, chicas y mucha picardía. También pensé que podría tratarse de una comedia sobre una familia de vacaciones. De repente, me di cuenta de que Colin Farrell era el protagonista. También estaba Brendan Gleeson. Y recién allí pude percatarme de que “In Bruges” se había estrenado. Para colmo el afiche nos muestra en primer plano a Colin Farrell besando a la bella Clémence Poésy. ¿Una comedia romántica? Para algunos despistados espectadores esto es un hecho. Todo gracias a una publicidad muy engañosa, que intenta atraer a un público en busca, probablemente, de algo más ligero. ¿Pero a qué precio? Quizás sea mejor hablar de la película y no hacer más bilis con esta extraña forma de publicidad.


“Unas Vacaciones de Locura” es el debut como director del guionista británico Martin McDonagh, quien ya había ganado el Oscar por su cortometraje “Six Shooter”. “In Bruges” o “Unas Vacaciones de Locura” fue nominada al Oscar en el rubro de mejor guión y le valió, sorpresiva, pero muy merecidamente, el Globo de Oro al Mejor Actor de Comedia a Colin Farrell. Aunque su tortuoso personaje está más vinculado al drama.

La cinta nos presenta a Ray (Farrell) y Ken (Gleeson) llegando a Brujas. Ray está aburrido. No le gusta esta ciudad, plagada de lugares turísticos. Ken en cambio está entusiasmado, quiere conocer las maravillas medievales de la ciudad. Ray es joven y vive torturado por un asesinato que trajo como consecuencia una trágica muerte no prevista. Ken, por su parte, es un homosexual maduro y calmado, al menos hasta que su jefe Harry (un inquietante Ralph Fiennes) le indica la verdadera razón de su estadía en Brujas.


Probablemente uno de los principales méritos de esta película sea el guión de McDonagh, plagado de personajes singulares y de cruces y coincidencias tan delirantes como impecables. Todo dentro de una puesta en escena que convierte a Brujas en un pequeño escenario, repleto de callecitas, bares y diversos recovecos, donde se hace posible que estos encuentros y desencuentros se tornen verosímiles y entrañables.

Pero además McDonagh ama a sus personajes. Los muestra con sus fortalezas y debilidades. Ray y Ken son asesinos. Matan por encargo y a sangre fría. Podrían ser malos, malísimos. Pero no lo son. Son personajes sensibles, con una carga emocional que nos conmueve. Son seres humanos, con un trabajo complicado. Ray es un niño atormentado por su error, quien trata de ahogar sus penas en bares y haciendo, sin proponérselo, amigos y enemigos. Ken es compasivo e intenta comprenderlo y ayudarlo. Disfruta de su estadía, pero también de la compañía de Ray. Su relación es peculiar y emotiva, pese a la deslenguada forma que tienen de expresarse. Casi una relación de padre e hijo.


Harry por su parte es el jefe y quien pone la cuota de locura en la película. Su aparición rompe la tranquilidad de Ray y Ken. Le basta un par de escenas, desaforado, malvado y peligroso, para darnos cuenta de su importancia en la película. Pero McDonagh se da tiempo para mostrar su otra cara. De repente, y luego de una intensa llamada telefónica, lo vemos con su familia. No es el mismo. Detrás de toda su maldad tiene un enorme sentido de la familia, pero también un particular código de la moral y de la ética, que es lo que finamente precipitará el glorioso final. Mención aparte a la extraordinaria música de Carter Burwell, la cual enfatiza la adecuada atmósfera creada por el director.

“Unas Vacaciones Diferentes” es una película a rescatar. Un lujo en nuestra cartelera. Intuyo que lamentablemente no estará mucho tiempo en nuestros cines, pero vale la pena buscarla y disfrutarla. Así el título en español no haga honor a la película.


Trailer de "In Bruges"


Entrevista a Carter Burwell sobre la música de "In Bruges".

"Para mi, el cine son cuatrocientas butacas que llenar". (Alfred Hitchcock)

Música de un Cabeza Hueca

Twitter

Páginas Webs Preferidas

Las Horas Perdidas

Expediente Cine

IMDb News

Movieweb

Cinencuentro

Trailers Blog

FOTOS "TALK SHOW"

Videos "Talk Show"

Loading...

Videos "El Sexo Perfecto"

Loading...
 
▲ TOPO ▲