Pequeña Kate

Entre las muchas posibles candidatas al Oscar del 2007, vuelve a sonar con fuerza el nombre de Kate Winslet, sensacional actriz británica de 31 años a quien muchos recordarán por siempre como la chica de Titanic (1997).

James Cameron la convirtió en celebridad. No podía ser de otro modo, protagonizó uno de los romances más recordados del cine contemporáneo a bordo del enorme y malogrado trasatlántico.

Sin embargo, Winslet ya había llamado la atención gracias a dos películas: Criaturas Celestiales (Heavenly Creatures, 1994) del hoy multipremiado Peter Jackson y Sensatez y Sentimiento (Sense and Sensibility, 1995) del también oscarizado Ang Lee. Por esta última incluso recibió una nominación al premio de la Academia en el apartado de mejor actriz de reparto. Dos años más tarde por Titanic volvería a ser candidata esta vez como actriz principal. Ya en el nuevo siglo, Iris (2001) como actriz de reparto y Eterno Resplandor de una Mente Sin Recuerdos (Eternal Sunshine of the Spotless Mind, 2004) como actriz principal le volverían a traer nuevas postulación a la codiciada estatuilla dorada. Cuatro nominaciones a la fecha y ningún Oscar. Kate Winslet es una gran actriz y probablemente no necesite un premio para demostrarlo.

Este año ha vuelto ha entregarnos su inmenso poder histriónico en Little Children, otra de las estupendas películas que seguramente animarán el Oscar. Dirigida por Todd Field y basada en un libro Tom Perrotta, Little Children expone los pequeños y grandes problemas de una pequeña comunidad norteamericana. Pueblo chico, infierno grande. La película nos pone al frente de Sarah, un ama de casa común (Winslet) dedicada al cuidado de su hija. Su matrimonio con Richard (Gregg Edelman) no anda bien, sobre todo luego de que ella descubra a su esposo masturbándose frente a la computadora.

Así las cosas, a Sarah le es fácil involucrarse sentimentalmente con Brad (Patrick Wilson), joven desempleado quien tiene a su cargo el cuidado de su pequeño hijo, mientras su esposa Kathy (Jennifer Connelly) lleva dinero a casa. Paralelamente la aparición de un hombre maduro acusado de pederasta y puesto en libertad bajo ciertas restricciones, pondrá en alerta a todo el pueblo y provocará que los nervios de todos se crispen al límite.

La manera en que Field, de quien ya habíamos visto En la Habitación (In the Bedroom, 2001), aborda el relato es realmente notable. Mantiene el interés con situaciones simples y saca provecho de cada uno de sus actores, mientras una omnipresente voz en off nos intimida confesando justamente intimidades. Todos están brillantes, con una Jennifer Connelly más hermosa y resplandeciente que nunca. Sin embargo, quien realmente destaca es Kate Winslet gracias a una actuación memorable.

Sabemos que es una actriz capaz de cualquier cosa. Acepta papeles al límite, mayormente dentro del cine independiente y no tiene reparos en mostrarse desnuda si el guión lo indica, aún cuando deba hacerlo con algunos kilos demás como en Holy Smoke (1999). En Little Children no sólo vuelve a despojarse de las ropas sino que hace de esto un gesto de liberación plena. Su personaje no se siente mal, no siente culpas. Sabe que está siendo infiel, pero lo asume como una opción hermosa. Se entrega y deja la culpa para su conflictuado amante. Su rostro, su cuerpo, sus expresiones la hacen lucir sencilla, sincera, sensual y sexual. Fascinante.

Kate Winslet conoce muy bien a Sarah. Sabe que es una mujer simple, como la que vive en nuestra misma calle, con problemas y tristezas que difícilmente podemos sospechar. Quizá no le prestemos atención, por su vida rutinaria y sencilla, pero está allí sintiendo emociones, conteniendo sentimientos.

El director aprovecha a sus actores y se acerca a este universo de amas de casa, esposos trabajadores, vecinos intolerantes, afectando interiormente a cada uno de ellos. El resultado es simplemente estremecedor.

Ojala Little Children logré introducirse entre las candidatas al Oscar. Probablemente este martes Kate Winslet volverá a ser nominada. Probablemente no gané. Helen Mirren, otra maravillosa actriz británica, no ha perdido un solo galardón en esta temporada gracias a su interpretación de Isabel II en The Queen (2006), aunque nunca se sabe.

Sería la quinta nominación de Winslet y aunque su nombre no es normalmente incluido entre los grandes, a sus 31 años es sin duda algo más que la dulce chica de Titanic. Little Children lo demuestra.


Foto 1: Talento y belleza: Kate Winslet vuelve a la noticia con su inminente nominación al Oscar por Little Children. Esperemos al martes para confirmarlo.

Foto 2: Musa desnuda: Interpretando a Rose DeWitt en la escena en que posa para un dibujo poco antes de la catástrofe del Titanic. Sin duda, su personaje más popular.

Foto 3: En Portada: Libro de Tom Perrota en que se basa la estupenda película de Todd Field.

Foto 4: Niños y niñas: Kate Winslet y Patrick Wilson, dos seres dedicados a sus hijos y entregados a nuevas emociones. Una intensa escena de la muy recomendable Little Children.

"Para mi, el cine son cuatrocientas butacas que llenar". (Alfred Hitchcock)

Música de un Cabeza Hueca

Twitter

Páginas Webs Preferidas

Las Horas Perdidas

Expediente Cine

IMDb News

Movieweb

Cinencuentro

Trailers Blog

FOTOS "TALK SHOW"

Videos "Talk Show"

Loading...

Videos "El Sexo Perfecto"

Loading...
 
▲ TOPO ▲